El CGCOM se une a las manifestaciones de condena y repulsa por la detención de los dirigentes médicos turcos

Versión para impresiónVersión para impresiónEnviar por MailEnviar por Mail


El CGCOM se une a las manifestaciones de condena y repulsa por la detención de los dirigentes médicos turcos

El único delito que se les imputa a los directivos de la Asociación Médica Turca (TTB) detenidos, según expone el CGCOM, es la de expresarse contrariamente a la ofensiva militar lanzada por el Ejército turco contra enclave kurdo de Afrín en el noroeste de Siria. Nos reiteramos al igual que lo ha hecho la AMM, en que nuestras organizaciones deben tener autonomía para advertir el resultado humano de la guerra y el conflicto armado y además deben apoyar los derechos humanos y la paz.
 
Como médicos, prosigue en su escrito el CGCOM, ciertamente, parece difícil abstenerse de decir NO a cualquier guerra, dados los daños que causa en muchas vidas. Entendemos que la misión esencial de la profesión médica es preservar la salud y salvar la vida humana.
 
A juicio de la corporación médica, detener a los directivos de la TTB es un grave caso de ataque a la libertad de expresión, indispensable en una democracia. En un estado verdaderamente libre, el pensamiento y la palabra debe ser igualmente libre. Recordamos que dicha libertad de expresión forma parte de los derechos humanos de las personas y está protegida por la Declaración Universal de 1948 y las leyes de todos los Estados democráticos. 
 
Ell pasado 30 de enero fueron detenidos 11 miembros del Consejo central de la Asociación de Médicos de Turquía (TTB) por emitir dias antes un comunicado en el que se expresaba su oposición a la incursión militar turca en la región de Afrin en Siria, y por considerar la guerra como un problema de salud pública "que daña el medio ambiente y amenaza la supervivencia de la sociedad en general". Finalmente, todos los médicos turcos detenidos eran puestos en libertad este lunes aunque con cargos por lo que tendrán que responder ante la justicia.