Innovaciones en salud pueden ayudar a que la atención de calidad sea accesible y asequible en la región de las Américas

Versión para impresiónVersión para impresiónEnviar por MailEnviar por Mail

 La verdadera revolución en la atención en salud es lograr el acceso equitativo de todas las personas a las medicinas y a otras tecnologías en salud. Si el desarrollo tecnológico en salud no se traduce en un mayor acceso a los servicios de salud, la desigualdad seguirá creciendo en la región de las Américas, afirmó Isabella Danel, Directora Adjunta de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) al participar en el Foro Económico Mundial sobre América Latina en São Paulo, Brasil.

“Garantizar el acceso a los servicios de salud es bueno para las personas y para las economías. Más personas sanas significa economías más sanas también”, indicó Danel. “Esta es una de las prioridades de la OPS: trabajar con los países y los socios en la región para asegurar la salud universal”, afirmó al participar en un panel.

La salud en las Américas ha mejorado de manera dramática en los últimos 30 años, en parte debido a las innovaciones y nuevas tecnologías en salud. Enfermedades como la poliomielitis, la rubéola y el sarampión fueron eliminadas gracias a vacunas que se hicieron accesibles para todos, explicó la Directora Adjunta de la OPS. Sin embargo, en la región de las Américas, el principal desafío es la desigualdad en salud, cuando el 30% de su población no tiene acceso a la atención. “Por eso es clave introducir el concepto de equidad en el debate sobre innovación y tecnología en salud”, subrayó Danel.

“La innovación y las nuevas tecnologías son herramientas útiles para mejorar la salud, si son innovaciones auténticas y costo efectivas para asegurar el acceso de todos” a los servicios, afirmó Danel, quien compartió el panel sobre el tema con el gobernador del Estado São Paulo, Geraldo Alckmin, entre otros.

Ejemplos como un servicio de telemedicina que permite dar acceso a la atención a personas que viven en zonas apartadas, como el caso de Bolivia,  el Fondos Rotatorio de Vacunas de la OPS que permite a los países de la región comprar vacunas a precios accesibles y el Fondo Estratégico de Medicamentos de la OPS que ayuda a los países a acceder a medicinas, y los hospitales SMART que son acondicionados para seguir funcionando después de desastres, son algunos ejemplos de innovaciones y tecnología aplicada en mejorar la salud de las personas.

La Directora Adjunta de la OPS afirmó que para lograr que las nuevas tecnologías y medicinas lleguen a todas las personas es necesario trabajar juntos organizaciones, países y otros socios, para mejorar la capacidad de la región de alcanzar la salud universal.

El papel de la OPS es fortalecer la capacidad de los países miembros para evaluar tecnología y puede ser un aliado para aquellas tecnologías que traigan beneficios positivos sobre la salud, brindarlas sea costo efectivo a larga escala y accesible a todas las personas sin discriminación, subrayó Danel.