La FCOMCI se suma al CICR para que los Estados de la ONU protejan a médicos y hospitales en zonas de conflictos armados

Versión para impresiónVersión para impresiónEnviar por MailEnviar por Mail

La Fundación para la Cooperación Internacional de la Organización Médica Colegial (FCOMCI) se ha sumado a la Carta Abierta del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), como socios del proyecto “Asistencia de salud en peligro”, que solicita a los Estados Miembro de Naciones Unidas un compromiso para apoyar las medidas enunciadas en la resolución S/RES/2286 (2016) del Consejo de Seguridad de la ONU y que adopten legislaciones internas que protejan a los médicos y hospitales en zonas de conflictos armados

Con este escrito, se solicita a los Estados que adopten medidas específicas para un mayor cumplimiento del derecho internacional humanitario y la protección de la prestación de asistencia de salud.
 
Se demanda a los Gobiernos que revisen y adopten legislaciones internas que prevengan la violencia contra los pacientes, las instalaciones y el personal de salud, y los medios de transporte sanitarios, en contextos de guerra, de violencia y de paz.
 
Por ello, instan a que, quienes atacan o impiden la prestación de asistencia de salud rindan cuentas de sus actos y comparezcan ante la justicia y se adopten medidas específicas para ello, como incorporar sanciones disciplinarias o administrativas en las legislaciones nacionales. 
 
Asimismo, urgen a los Estados a que toda legislación interna que se aplique al personal de salud, incluida la legislación penal, sea coherente con las obligaciones éticas de éste y proteja adecuadamente la independencia y la imparcialidad de la prestación de asistencia de salud. 
 
Otra medida que solicitan es revisar las reglas de enfrentamiento, la práctica operacional y los procedimientos militares para que las recomendaciones y las medidas encaminadas a proteger la prestación de la asistencia de salud sean incluidas en los documentos correspondientes y el personal militar reciba capacitación al respecto. 
 
La iniciativa “Asistencia de salud en peligro” es conducida por el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja y apoyada por expertos y profesionales de diversos ámbitos, como personal que se desempeña en la línea del frente, miembros de Gobiernos, fuerzas armadas, organismos humanitarios, asociaciones internacionales de profesionales y servicios de asistencia de salud, como la FCOMCI y la Asociación Médica Mundial (AMM).
 
El objetivo de esta iniciativa es proteger a los pacientes y a quienes prestan asistencia de salud y que éstos no sean obligados a realizar actividades contrarias a los principios éticos de su profesión, ya que su tarea principal es preservar la salud física y mental y aliviar el sufrimiento, sin distinción alguna, de los pacientes independientemente de donde provengan o de la parte por la que estén luchando.
 
Por ello, estos organismos, incluida la FCOMCI, instan a todos los Estados Miembros de la ONU a que respondan a su llamamiento y se sumen a los miembros del Consejo de Seguridad para afirmar su inquebrantable determinación de acabar con la violencia contra la asistencia de salud, un grave problema humanitario que es preciso abordar al más alto nivel con medidas urgentes para reafirmar los Convenios de Ginebra, en los que todos los Estados son parte.
 
La FCOMCI se ha adhirió en 2015 a la campaña “Health Care in Danger” (Asistencia de salud en peligro), tras la firma de un convenio de colaboración con el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y la Cruz Roja Española (CRE) por el que se comprometía, a demás de difundir e impulsar esta campaña, de traducir el módulo en Español para facilitar el acceso a las herramientas de formación a todas las instituciones, sanitarios, Gobiernos y profesionales humanitarios, entre otros, de la comunidad hispanohablante.
 
Acceder a la Carta Abierta a la que se adhiere la FCOMCI aquí