Dr. Ángel M. Soriano, coordinador: "Se ha elegido España para esta reunión por su alto nivel en cardiología nuclear"

Versión para impresiónVersión para impresiónEnviar por MailEnviar por Mail

Expertos internacionales asisten a partir de este lunes, 13 de febrero y durante cinco días, a una reunión formativa sobre diagnóstico y estratificación del riesgo de enfermedad coronaria con técnicas de Cardiología Nuclear, que tendrá lugar en la sede de la Organización Médica Colegial en colaboración con la Agencia Internacional de Energía Atómica (OIEA). Uno de los coordinadores de esta reunión, el Dr. Ángel M. Soriano, jefe del Servicio de Medicina Nuclear del Hospital General Universitario de Ciudad Real, explica  los objetivos del encuentro, asegurando que se ha elegido España para su celebración por su alto nivel en cardiología nuclear

 

Ciudad Real  medicosypacientes.com/S.P.

-Fortalecer la práctica de la cardiología nuclear es uno de los objetivos del curso. ¿En qué situación se encuentra en estos momentos en nuestro país? ¿Está muy extendida su práctica?
 
-El curso se organiza con especial atención al proyecto de colaboración que mantiene la OMC-CGCOM-FFOMC con la IAEA (Organización Internacional de Energía Atómica) y el Ministerio de AAEE con el fin de actualizar los conocimientos de médicos nucleares y cardiólogos de países latinoamericanos y centroamericanos en esta disciplina. El realizar esta reunión en España se debe al alto grado de desarrollo que tiene nuestro país en cardiología nuclear y por otro la ausencia de barreras lingüística, al hablar todos el mismo idioma.
 
-¿Cómo se puede mejorar la atención a los pacientes con enfermedad coronaria a través de la cardiología nuclear? ¿Cuáles son las principales patologías a las que está destinada?
 
-En esta reunión se va a tratar de una parte de las aplicaciones de la cardiología nuclear, concretamente los estudios de perfusión y metabolismo cardíaco para la estratificación del riesgo del paciente con patología coronaria y el diagnóstico de afectación coronaria. 
 
-¿Contar con profesionales debidamente capacitados es fundamental dado que su práctica requiere profundos conocimientos de cardiología y de medicina nuclear?
 
-Es evidente que la formación en los campos de la cardiología y de la medicina nuclear facilita y mejora el desarrollo de la cardiología nuclear. Es más, cada día hay una mayor tendencia a tener especialistas de ambos campos dedicados a esta faceta. En otros países como, por ej., EE.UU., existe la titulación de cardiólogo nuclear, que es un Área de Capacitación Específica post MIR y que se accede tanto desde la cardiología como desde la medicina nuclear.
 
-En la reunión participan importantes expertos en la materia ¿Qué pasos hay que seguir para especializarse en este tipo de medicina? ¿Resulta muy costosa?
 
-Después de terminar el periodo de formación postgrado se requieren al menos dos años para poder adquirir los conocimientos y la experiencia en esta materia. En España y muchos países europeos, al no estar regulada esta titulación, se adquiere a través de la experiencia, la oportunidad del centro donde te encuentres trabajando y la voluntariedad de las personas.
 
-¿Existen notables diferencias entre la práctica de cardiología nuclear en España con respecto a países de América Latina?
 
-Hablar de Latino América y Centro América como un área uniforme es imposible. Incluso si pensamos en España no todas las regiones ni siquiera los hospitales de la misma región se encuentra al mismo nivel. El continente americano tiene una gran influencia de Norteamericana, aunque cada vez más, la relación entre sociedades científicas entre latino y Centroamérica con España es mayor y más estrecha. Pero el principal problema que veo es la capacidad tecnológica de adquisición y utilización de los nuevos equipamientos.
 
-La estrecha colaboración entre el médico nuclear, el cardiólogo y resto de personal cualificado resulta fundamental ¿La situación en los centros sanitarios facilita este indispensable trabajo en equipo?
 
-Hoy en día se entiende la medicina como una estrategia multidisciplinar y multiprofesional. Sin la colaboración y trabajo en equipo de médicos nucleares, cardiólogos, físicos, radiofarmacéuticos, enfermería, ingenieros, informáticos y tecnólogos no estaríamos hablando de la cardiología nuclear tal como la entendemos hoy en día. Somos necesarios e imprescindibles todos.
 
-¿Qué resultados esperan obtener de esta reunión que se celebra a partir del lunes 13 en la sede de la OMC? ¿Qué valor añadido supone para esta actividad formativa la colaboración con la Agencia Internacional de Energía Atómica (OIEA)?
 
-Como he mencionado anteriormente, esta reunión es parte de un compromiso más importante, que se ha adquirido entre la IAEA y el Gobierno de España con la mediación fundamental y necesaria de la OMC-CGCOM a través de su Fundación para la Formación. Ya se han mantenido múltiples reuniones con todas las partes, para estudiar y analizar las necesidades que tienen nuestros amigos americanos con la inestimable colaboración de la IAEA, fundamentalmente, aunque no exclusivamente, a través de su Departamento de División Humana, Sección de Medicina Nuclear.
 
Se van establecer diferentes vías de colaboración con misiones de expertos españoles a países que necesiten una formación “in situ” más amplia, cursos online a través de las plataformas e-learning de la OMC, posicionamiento de expertos españoles en la sede de la IAEA en Viena para colaborar en la elaboración y actualización de diferentes guías clínicas, etcétera. Es una relación que la considero prometedora e ilusionante y seguro que dará unos frutos extraordinarios.
 
Acceder al Programa aquí
 
Pie de foto:Dr. Ángel M. Soriano