Cerca de 1,4 millones de personas de la UE podrían fallecer a lo largo de este año por cáncer

Las tasas de mortalidad más altas previstas en la UE son para el cáncer de pulmón tanto en hombres como en mujeres. Los científicos analizaron las tasas de mortalidad por cáncer en los 28 Estados miembros de la Unión Europea en general y también en los seis países más grandes: Francia, Alemania, Italia, Polonia, España y Reino Unido, para todos los cánceres e individualmente para estómago, intestinos, páncreas, pulmón, mama, útero (incluido el cuello uterino), ovario, próstata, vejiga y leucemias para hombres y mujeres.
 
Las tasas de mortalidad más altas previstas en la UE son para el cáncer de pulmón tanto en hombres como en mujeres: 32 por cada 100.000 hombres y 15 por cada 100.000 mujeres. Sin embargo, desde 2012 ha habido una caída del 13 por ciento en estas tasas de mortalidad en los hombres, pero un aumento del 6 por ciento en las mujeres. Los investigadores predicen que 183.100 hombres y 94.500 mujeres morirán de la enfermedad este año, que es aproximadamente el 20 por ciento de todas las muertes por cáncer.
 
Fumar, según los investigadores, es un factor de riesgo conocido también para el cáncer de páncreas, junto con el sobrepeso, la obesidad y la diabetes. Al respecto, las tasas de mortalidad previstas del cáncer de páncreas continúan aumentando en las mujeres, mientras que se han estabilizado en los hombres.En 2018, habrá 44.400 muertes entre las mujeres, un aumento del 2,8 por ciento, y 44.500 muertes en los hombres (sin cambio porcentual), dando una tasa de mortalidad de 8 por cada 100.000 hombres y de 5,6 por cada 100.000 mujeres. En cuanto a la cifra para el cáncer de mama, se prevé unas 92.000 muertes. 
 
Respecto al cáncer colorrectal,  representará el segundo mayor número de muertes con 177.400 (98.000 en hombres, 79.400 en mujeres) muriendo de la enfermedad. El número de muertes ha aumentado desde 2012 debido a la creciente población de personas mayores; sin embargo, en comparación con 2012, las tasas estandarizadas por edad caerán un 6,7 por ciento en los hombres a 15,8 por cada 100.000 de la población y 7,5 por ciento en las mujeres a 9,2 por 100.000.
 
Los factores que aumentan el riesgo de cáncer colorrectal incluyen tabaco, alcohol, obesidad, diabetes, estilo de vida sedentario y una dieta poco saludable. La disponibilidad de la colonoscopia para investigar el sangrado y otros síntomas tempranos ha mejorado el diagnóstico temprano en toda Europa, en cuanto al cáncer de cólon.
 
El estudio concluye que, en 2018, se podrían evitar, según los investigadores, alrededor de 392.300 muertes por cáncer en comparación con las tasas más altas en la década de 1980, 275.000 en hombres y 117.000 en mujeres. Cuando analizaron la diferencia entre la tasa máxima en 1988 y 2018, encontraron que la disminución continua de las muertes por cáncer durante estos 31 años, significaba que se habían evitado casi cinco millones de muertes por la enfermedad: 3,3 millones en hombres y 1,6 millones en mujeres.