Dr. Ortega Marlasca: “La crisis vertiginosa de los 1500”

El Dr. Manuel María Ortega Marlasca, Médico de Familia, refleja en este artículo de opinión su experiencia al ser nombrado Director Gerente del Distrito Sanitario Bahía de Cádiz – La Janda del Servicio Andaluz de Salud.


uchos sabéis de mi reciente cambio de puesto: he pasado de Médico de Familia en mi centro de salud a Director Gerente del Distrito Sanitario Bahía de Cádiz – La Janda del Servicio Andaluz de Salud. No era nada esperado, y hasta para mí ha sido una sorpresa… Creedme en lo que os digo.
 
Una pregunta muy frecuente ha sido la causa de ello, y mi respuesta no es otra más que la simple coherencia interna. Son años pidiendo que se produzcan cambios y ahora puede que sea yo el inductor de algunos de ellos en mi zona de influencia.
 
Casi llegado al nuevo puesto, ante todo, se prioriza “la supervivencia” ante todo, pues las crisis vertiginosas que todo lo que debo realizar, controlar, firmar, supervisar, indagar, contactar, reunir o simplemente recordar llega a ser en muchas horas del día brutal.
 
Pero, contar con buenos colaboradores y sobre todo con la sonrisa de muchos es vital.
 
El dicho de la diferencia de ver los toros desde la barrera y en la arena, se me aplicó con toda su crudeza. Doy fe de esa diferencia, pero la experiencia de la barrera durante muchos años creo que me ha enseñado a valorar esta oportunidad. Reconozco que no deja de ser un riesgo para todos: compañeros, colegas, institución y yo mismo.
 
Poco a poco me voy enterando de algunos detalles que antes ni caía. Sinceramente lo digo desde lo más humilde de mi ser. No es fácil gestionar tantas personas, vivencias, datos, normas, relaciones, correos electrónicos, escritos, peticiones y elucubraciones. Un día de 24 horas se hace corto…
 
Creo que ilusión y ganas de seguir adelante con mis inquietudes, planteamientos por las que nos batimos el cobre en la Plataforma 10 minutos o ahora con BastaYa, y la educación basada en el espíritu del bien de todos, hará que al menos nunca me tenga que auto-reprochar que ni si quiera lo intentara.
 
En ocasiones, cuando las baterías bajan de nivel o la pesadumbre me acecha, me auto-recargo diciéndome que sigo en mi número-mantra de los 1500: he pasado de 1500 pacientes a 1500 trabajadores….
 
 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.