El Consejo de Europa elabora una guía para que los gobiernos luchen contra la trata de seres humanos

Versión para impresiónVersión para impresiónEnviar por MailEnviar por Mail
La guía, cuya difusión coincide con el Día Europeo contra la Trata que este año conmemora su décima edición, cuenta con ejemplos de buenas prácticas tanto en los países de origen como en lugares de tránsito y destino de las víctimas. "Por primera vez, se han reunido en un mismo lugar para ayudar a las autoridades poner fin a este horroroso abuso de los derechos humanos", expuso Thorbjørn Jagland, secretario general del Consejo de Europa.
 
"La trata de seres humanos es la esclavitud moderna, pero en los últimos años se han ido dando pasos por parte de los Estados miembros para prevenir el tráfico de seres humanos, proteger a las víctimas y perseguir a sus promotores", destacó Thorbjørn Jagland.
 
El Greta es responsable de la implementación de la convención anti-trata del Consejo de Europa, que ha sido firmada por 46 de los 47 Estados miembros más Bielorrusia. El compendio de buenas prácticas que se presenta h destaca iniciativas positivas identificadas en más de 50 informes de evaluación, país por país, publicados por el GRETA desde que la Convención entró en vigor en 2008.
 
Ejemplos de países
 
Entre los ejemplos se incluyen medidas de sensibilización en Rumanía – utilizando herramientas clásicas y en línea, dirigidas a determinadas zonas – que han alcanzado a muchas posibles víctimas de la trata.
 
Asimismo, cursos de capacitación sobre la trata de personas para los oficiales de policía, guardias de fronteras, fiscales, jueces, inspectores de trabajo, trabajadores sociales y profesionales de la salud en Portugal.
 
Un sistema multidisciplinario en la República de Moldova, donde las autoridades trabajan en conjunto con las ONG para identificar a las víctimas y que reciban ayuda.
 
Un período de reflexión de seis meses para las víctimas en Noruega, que da derecho a las víctimas a un permiso de residencia, alojamiento seguro, asesoría jurídica, atención médica e información sobre el retorno voluntario asistido.
 
Un sistema de pago por adelantado de una indemnización a las víctimas de la trata por parte del Estado en los Países Bajos, cuando el agresor no paga el importe total en ocho meses.
 
El requisito de las empresas en el Reino Unido de que hagan una declaración para cada ejercicio sobre las medidas adoptadas para garantizar que la esclavitud y la trata de personas no están teniendo lugar en cualquiera de sus cadenas de suministro o de cualquier parte de su propio negocio.
 
DNA-Prokids, programa pionero español con 10 años de lucha contra el tráfico de personas
 
Ante el grave problema que supone el tráfico mundial de niños, las adopciones ilegales, prostitución y explotación sexual, trabajos forzados y semi-esclavitud, el uso de niños-soldado, delincuencia y circunstancias similares, hace una década el Dr. José Antonio Lorente, catedrático de Medicina Legal experto colaborador del FBI de EEUU, de la Guardia Civil y la Policía españolas en temas de ADN, puso en marcha el programa de investigación genética para luchar contra el tráfico de personas: DNA-Prokids, desarrollado en el Laboratorio de Identificación Genética  del Departamento de Medicina Legal de la Universidad de Granada.
 
Respeto a la guia el fundador de este programa asegura que "desde DNA-PROKIDS nos parece un documento muy adecuado porque se pone el énfasis en la prevención, la protección y la adecuada identificación de las víctimas, que son ciertamente las claves".
 
El Dr. Lorente, señala  que una de las mejores facetas de este documento es que está basado en casos reales, de cómo se ha actuado, qué ha funcionado bien y cómo se puede mejorar. Asimsimo da cabida a la participación de la sociedad civil y de las ONGs, lo cual incrementa -para el profesional médico- las posibilidades de éxito, ya que un problema tan amplio y complejo como este tiene necesariamente que contar con actores voluntarios pero ajenos a las esferas policiales y judiciales. Esperemos que el desarrollo del mismo demuestre una mejora de las condiciones y permita el uso con todas las garantías de las tecnologías más potentes, como es el ADN en los casos de menores donde pueda ser necesario su uso, tanto en la prevención como para la resolución de situaciones particulares".
 
DNA-Prokids realiza la identidad genética de los niños en adopción para confrontarlos con el de sus padres y también la identidad genética de personas que denuncian la desaparición de sus familiares. Todo ello lo hace a través de un sencillo kit incluido en un sobre donde se recogen muestras genéticas –un mechón de pelo o unas gotas saliva- que bastan para comparar el código genético de los niños perdidos y compararlo con sus familiares en el Laboratorio de Identificación Genética de la Universidad de Granada.
 
Desde la implantación de este programa se han realizado más de 10.300 muestras genéticas; se han conseguido más de 828 identificaciones positivas, es decir, se ha logrado reunir a estos niños con sus padres mediante pruebas de ADN. Y se han evitado más de 255 adopciones ilegales.
 
Una década después es una realidad en 16 países (Bolivia, Brasil, Ecuador, El Salvador, España, Filipinas, Guatemala, Honduras, Indonesia, Malasia, México, Nepal, Paraguay, Perú, Sri Lanka, Tailandia). 
 
En este enlace se puede acceder a la Guía completa: https://rm.coe.int/CoERMPublicCommonSearchServices/DisplayDCTMContent?do...