El Parlamento pide suspender temporalmente las patentes de las vacunas contra el COVID-19

Con objeto de acelerar el despliegue de las vacunas en el mundo, el pleno pide suspender temporalmente los derechos de propiedad intelectual sobre las vacunas contra el COVID-19.

En una resolución aprobada con 355 votos a favor, 263 en contra y 71 abstenciones, la Cámara propone abrir negociaciones para la suspensión temporal del acuerdo sobre patentes en el seno de la OMC, con el fin de ampliar el acceso mundial a los productos médicos relacionados con la COVID 19 y hacer frente a las restricciones de la producción y la escasez de suministro a nivel mundial.

Los acuerdos voluntarios de concesión de licencias (cuando el desarrollador decide a quién y bajo qué condiciones autoriza la utilización de la patente), la transferencia de tecnología y conocimientos técnicos a los países que ya tienen capacidad industrial para la producción de vacunas son, a juicio de los eurodiputados, el principal método para ampliar la producción mundial a largo plazo. Los eurodiputados también hacen hincapié en la «amenaza que supondría una suspensión indefinida» del Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (ADPIC) para la financiación de la investigación, en particular para los investigadores, los inversores, los desarrolladores y los ensayos clínicos.

Respecto a los problemas de producción, el Parlamento apuesta por «eliminar rápidamente las barreras a la exportación» y pide a la UE que sustituya su propio mecanismo de autorización de las exportaciones por obligaciones de transparencia. Los eurodiputados apelan a EEUU y el Reino Unido para que «supriman inmediatamente sus prohibiciones a la exportación de vacunas y materias primas necesarias para la producción de vacunas».

La resolución señala que se necesitan 11 000 millones de dosis para vacunar al 70 % de la población mundial, pero sólo se ha producido una pequeña parte de esa cantidad.

Producción de vacunas en África

La gran mayoría de los 1 600 millones de dosis de vacunas han ido a países industrializados productores de vacunas y sólo el 0,3% de las dosis a los 29 países más pobres, destaca el texto, que reclama apoyo de la UE para aumentar la producción en África. Para facilitar el acceso a las vacunas a los países pobres, es clave el mecanismo de distribución COVAX, agrega el Parlamento, que pide contribuciones al mismo.

Transparencia para la nueva generación de vacunas

Por último, los eurodiputados piden que los futuros acuerdos de adquisición anticipada se divulguen en su totalidad, en particular en lo que se refiere a las vacunas de nueva generación, e insta a incluir en ellos obligaciones de transparencia para los proveedores.

Antecedentes

Cualquier decisión sobre la eliminación de los derechos de protección intelectual debe adoptarse en el seno de la Organización Mundial del Comercio, en el Consejo ADPIC (Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio). El órgano se ha reunido el 8 y 9 de junio, y la Comisión presentó una propuesta que no incluye la suspensión de las patentes. En un debate previo a la adopción de la resolución, varios grupos políticos defendieron el levantamiento de la protección de los derechos de autores para las vacunas del COVID-19.