La AMM reprueba la participación de médicos en condenas a muerte y en ejecuciones

Este pronunciamiento de la AMM fue motivado a raíz de una reciente ejecución del joven de 19 años Abolfazl Chezani Sharahi, condenado a muerte en 2014. La AMM afirma que dicha condena se basó en una opinión médica oficial de la Organización de Medicina Legal en Irán, que, según la AMM, declaró que "el ejecutado estaba mentalmente 'maduro' a la edad de 14 años cuando ocurrió el delito del que fue acusado".
 
El presidente de la AMM, Dr. Yoshitake Yokokura, y la presidenta del Consejo de la AMM, Dra. Ardis Hoven, en una carta enviada conjuntamente al líder supremo, Ayatollah Sayed ‘Ali Khamenei, al presidente Hassan Rouhani y al presidente del Poder Judicial, Ayatollah Sadegh Larijani, recordaron que la participación de médicos es una violación directa del derecho internacional y de sus obligaciones como tales, además es contraria a la ética y es ilegal.
 
Los dirigentes de la AMM subrayaron, además, que los médicos tienen el deber de evitar toda participación en tortura y otro trato cruel, inhumano o degradante, incluida la pena de muerte. Así está establecido en las políticas de la Asociación Médica Mundial y en el Código Internacional de Ética Médica. “Los médicos que establecen una evaluación de ‘madurez’ que luego son utilizadas por los tribunales para condenas de muerte, como lo hacen los médicos afiliados a la Organización de Medicina Legal iraní, facilitan la ejecución de personas”, señalaron.
 
En su escrito los máximos representantes de la AMM indican que, según Amnistía Internacional, Abolfazl Chezani Sharahi fue la cuarta persona en ser ejecutada, desde comienzos de 2018, después de ser condenado por un delito cometido cuando era menor de 18 años, y que hay al menos 85 otros delincuentes juveniles que han sido condenados a muerte en base a las evaluaciones médicas de madurez.
 
“Irán ha ratificado el Convenio de los Derechos del Niño que prohíbe absolutamente el uso de la pena de muerte para las personas menores de 18 años en el momento del delito por el que se les condena”, recuerda la AMM.
 
Así, la máxima organización médica ha instado a las autoridades iraníes a enmendar el Código Penal islámico para cumplir con la legislación internacional sobre derechos humanos y abolir el uso de la pena de muerte por delitos cometidos por personas menores de 18 años en todas circunstancias”. Además, -añade- "los médicos tienen el deber de evitar toda participación en tortura y otro trato cruel, inhumano o degradante, incluida la pena de muerte”.
 
En su escrito, la Asociación Médica Mundial hacía un llamamiento a las autoridades iraníes a reconocer el deber de los médicos de no causar daño y a garantizar que estos profesionales cumplan con los principios fundamentales de la ética médica, y a prohibir la participación de médicos en condenas de personas a la pena de muerte o en la preparación, facilitación o participación en ejecuciones.
 
La AMM también se dirigió por carta al presidente del Consejo Médico de Irán, Dr. Iradj Fazel, instando a dicho Consejo a reconocer públicamente el deber del médico a no causar daño y a condenar enérgicamente las evaluaciones médicas de madurez proporcionadas por la Organización de Medicina Legal, así como a manifestarse en apoyo a los principios fundamentales de la ética médica y a investigar y sancionar toda infracción de estos principios.
 
Acceder al comunicado íntegro de la AMM a través de este enlace: https://www.wma.net/es/news-post/amm-condena-complicidad-de-medicos-en-e...