La COP26 acuerda reducir las emisiones de carbono y trabajar en el desarrollo de sistemas de salud sostenibles

Todas ellas contribuyen a una mejor salud de los ciudadanos, uno de los objetivos más importantes de estas cumbres, ya que, de acuerdo con la OMS, que afirma que el cambio climático es la mayor amenaza para esta.
Además, se han aprobado medidas concretas que afectan directamente a la salud como la mejora de la calidad del aire por la electrificación de los coches, cuya declaración se ha ratificado en esta cumbre.  
 
La reducción progresiva de la combustión de carbono tendrá un efecto directo sobre la salud de la población, así como también lo hará el pacto contra la deforestación, debido a que ambas medidas contribuirán de forma notable en la mejora de la calidad del aire.
 
Además, en el Programa de salud de la COP 26, medio centenar de países, España entre ellos, se han comprometido a trabajar en el desarrollo de sistemas sanitarios con medidas sostenibles y a reducir el consumo de carbono.
 
En lo referente a la adaptación, las Partes han creado un programa de trabajo que realizará una identificación de las necesidades y las soluciones ante la crisis climática. Además, la Red de Santiago, que nació en la COP25 celebrada en Madrid, se ha fortalecido a través del desarrollo de funciones de apoyo en el abordaje y la gestión de daños. 
 
La COP26 ha declarado que los países ricos han acordado doblar su aportación al fondo común para que los países en vías de desarrollo obtengan una mayor ayuda en la adaptación. 
 
Asimismo, se ha pactado que las Partes trabajarán con el objetivo de reducir la brecha en las emisiones para limitar el aumento de la temperatura en 1,5 grados.