La Organización Nacional de Trasplantes y la AECID formarán a médicos de Latinoamérica en donación de órganos

La Organización Nacional de Trasplantes (ONT) y el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, a través de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y de su Plan de Transferencia, Intercambio y Gestión de Conocimiento para el Desarrollo de la Cooperación Española en América Latina y el Caribe (Plan Intercoonecta), formarán a médicos de Latinoamérica en donación de órganos.


Este Plan tiene como objetivo contribuir a la generación de capacidades en instituciones y actores sociales involucrados en el desarrollo humano de la región de América Latina y el Caribe y con capacidad de desarrollar e implementar políticas públicas encaminadas a conseguir una mayor cohesión social.
 
En el marco del Plan Intercoonecta, se inauguró ayer un Programa de formación sobre donación de órganos como parte de los cuidados al final de la vida, dirigido a profesionales médicos de unidades de críticos (intensivistas, anestesistas, urgenciólogos y emergenciólogos) de Latinoamérica.
 
El acto contó con la intervención del Embajador de España en Bolivia, Javier Gassó, por la especial relevancia que tiene esta iniciativa para el país. La actividad formativa está organizada por la ONT en colaboración con el Aula Vall d'Hebrón, bajo la coordinación del Centro de Formación de la Cooperación Española en Santa Cruz de la Sierra en Bolivia.
 
El programa tiene una duración de ocho semanas y, por la actual situación de pandemia, se realizará íntegramente en formato virtual. La convocatoria para la participación en este curso ha contado con una gran acogida. Tanto es así, que la ONT ha recibido más de 600 solicitudes de inscripción, en su mayoría de médicos intensivistas, para las 200 plazas ofertadas.
 
Con ello, gracias a este Programa, se van a poder formar profesionales médicos de 17 países diferentes (Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, México, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela).
 
Como remarcó la directora general de la ONT, Beatriz Domínguez-Gil, "uno de los pilares básicos del Modelo Español es la implicación de los intensivistas, quienes consideran en nuestro país que la donación ha de formar parte integral de los cuidados al final de la vida. No sólo por los pacientes en lista de espera para trasplante, que son por supuesto el leitmotiv de la donación, sino por la relevancia de tener en consideración los valores de cada persona en la toma de decisiones al final de su vida. Este cambio de paradigma es el fundamento de la acción formativa que impulsamos con este curso".
 
El principal objetivo del curso es transferir y actualizar conocimientos sobre el proceso de donación de órganos integrado como práctica habitual en los cuidados al final de la vida. Para ello, el programa cuenta con la participación de reconocidos expertos en la materia que actuarán como tutores, casi todos ellos coordinadores hospitalarios de trasplantes.
 
Consta de tres módulos: el primero, cubre aspectos generales de la donación de órganos de personas fallecidas, el segundo, se centra en detalle en el proceso de donación en muerte encefálica y el tercero, en el proceso de donación en asistolia, procedimiento que aún no se ha desarrollado en ninguno de los países de América Latina y en el que España cuenta con un amplio bagaje.