Los ciudadanos europeos no conocen lo suficiente sus derechos en asistencia sanitaria transfronteriza

Versión para impresiónVersión para impresiónEnviar por MailEnviar por Mail


Con el fin de mejorar su funcionamiento y aumentar la conciencia acerca de la Directiva 2011/24 / UE sobre los derechos de los pacientes en la asistencia sanitaria transfronteriza, la Comisión de Medio ambiente, sanidad y consumo de la Comisión Europea, celebró el pasado lunes en Bruselas la Conferencia "Hacia la conciencia amplificada de los derechos de la UE para la asistencia transfronteriza".
 
El evento tuvo como objetivo principal: mejorar el suministro de información para permitir a los pacientes a la asistencia sanitaria transfronteriza; fomentar una mejor coordinación entre los Puntos Nacionales de Contacto (PNC); y amplificar la cooperación de estos con organizaciones de pacientes, profesionales de la salud y las aseguradoras de salud en beneficio de los pacientes.
 
El contenido de la Conferencia se sustentó en las conclusiones de la reunión informal de Ministros de Salud, celebrada en Luxemburgo en septiembre de 2015, así como en las conclusiones del informe de 2015 de la Comisión sobre la aplicación de la Directiva de asistencia sanitaria transfronteriza y el Eurobarómetro sobre los derechos del paciente de mayo de 2015. 
 
Estos informes publicados y los debates en curso muestran que las preocupaciones en torno a la información del paciente y actuaciones de los Puntos Nacionales de Contacto (PNC) persisten y continúan siendo identificados como temas críticos que todavía deben resolverse.
 
Reembolso por atención prestada
 
Durante la Conferencia se mostraron datos de un informe de la Comisión Europea sobre la aplicación de la directiva europea que regula el reembolso por la atención sanitaria recibida en otro Estado miembro y del que se desprende que España es el segundo país de la Unión Europea con el mayor número de peticiones de reembolso de costes sanitarios aceptadas por atender a ciudadanos de otros países comunitarios en 2015, sólo por detrás de Alemania. En concreto, España vio aceptadas 10.014 peticiones de reembolso de costes sanitarios y hospitalarios para tratamientos no sujetos a un régimen de autorización previa en 2015, sólo por detrás de Alemania (20.813), 
 
Los noruegos (4.985), suecos (2.852), belgas (1.081) y daneses (1.073) son los que más tratamiento han recibido en España, aunque también han sido atentados ciudadanos de Reino Unido (54), Polonia y Estonia (seis en cada caso), Rumanía y Eslovenia (dos cada uno) y sendos ciudadanos de Italia, Croacia y Eslovaquia, según los datos del informe, que constata que el 78% de los reembolsos fueron concedidos de media.
 
Noruega, incluido también en el informe aunque no sea país miembro de la UE, reembolsó 4,2 millones de euros por la asistencia sanitaria que recibieron 5.952 de sus nacionales en otros Estados miembro, la gran mayoría en España, según datos del informe, que sólo ofrecen datos agregados por país respecto a la cuantía total reembolsada.
 
Suecia por su parte reembolsó 6,7 millones de euros por la asistencia sanitaria prestada a un total de 9.836 de sus nacionales en otros países de la UE, Bélgica devolvió algo más de 4,7 millones de euros por la atención a sus 9.469 ciudadanos y Dinamarca, 1,2 millones a los países que atendieron a sus 24.789, mientras que Reino Unido pagó 1,3 millones por sus 1.091 ciudadanos que recibió asistencia en otro Estado miembro.
 
Los países con más nacionales atendidos en otros países fueron Dinamarca (24.789), Suecia (9.836), Bélgica (9.469), Noruega (5.952), Eslovaquia (4.231), Polonia (3.747), Eslovenia (1.517), Reino Unido (1.091), seguidos, muy de lejos, por República Checa (275), Rumanía (240) e Irlanda (157). En el resto de países, el número de ciudadanos atendido en el exterior está muy por debajo del centenar.
 
En el caso de España, apenas once de sus ciudadanos fueron atendidos en otros países de la Unión. En concreto, siete en Francia, tres en Bélgica y uno en Alemania cuyo tratamiento las autoridades españolas han acordado reembolsar, con un coste agregado 3.966 euros.
 
Por lo que se refiere a los tratamientos en otros países sujetos a autorización previa, que incluyen los tratamientos especializados, la mayor parte de Estados miembro recibió menos de un centenar de peticiones de autorización previa para seguir tratamiento en el exterior y aceptaron de media el 50,2%. España recibió 24 peticiones de autorización y autorizó 15, es decir el aceptó el 62,5%, por encima de la media.
 
Luxemburgo es el país que recibió más peticiones de autorización y aceptó (253 de un total de 334 recibidas), seguido de Irlanda (216, aunque sólo autorizó 93), Italia (194, de las cuáles autorizó 73) y Eslovaquia (178, de las cuáles autorizó 146). Los países por el contrario que menos peticiones aceptaron fueron Dinamarca (7,7%) y Polonia (8,3%).
 
Se adjunta Informe íntegro
 

AdjuntoTamaño
Icono PDF INFORME1.98 MB