Los médicos merecen un modelo retributivo acorde con las exigencias, responsabilidad y dedicación

Vicente Matas Aguilera, vocal de Atención Primaria Urbana de OMC

 

La gran mayoría de los médicos Españoles son empleados públicos, pero de unas características muy diferentes y específicas.

Para empezar, se necesita una nota muy alta para acceder a medicina, seis largos años de estudios universitarios, un año de preparación del MIR y entre tres y cinco años de formación MIR, en total once o doce años tras terminar el bachillerato y se comienza a buscar trabajo como médico especialista con 29 o 30 años de media.

La jornada ordinaria es igual que el resto de empleados públicos a la que se añade la jornada complementaria obligatoria hasta completar 48 horas semanales y la jornada especial hasta 150 horas al año (voluntaria).

Los médicos tienen una responsabilidad civil, penal y ética que se les exige en cada acto y que deben asegurar con pólizas que crecen cada año.

La obligación de formación es continuada y permanente: Pocas profesiones o quizás ninguna tienen el nivel de exigencia de formación continua y permanente, que viene dada por la rápida evolución y mejora de la medicina día a día.  Esta es una obligación ética y legal que no termina nunca.

Las condiciones laborales en muchísimas ocasiones no son las idóneas para el ejercicio de una profesión con tan alto nivel de responsabilidad y exigencia.

Las retribuciones son en general, las correspondientes al resto de empleados públicos del mismo nivel y grupo, sería necesario un planteamiento que contemple un modelo  retributivo específico para el médico que tenga en cuenta estas especiales características. Existen como ejemplo, el caso de jueces y fiscales, profesionales que también tienen unas especiales características y unas altas responsabilidades y a los que la Administración se las reconoce con sueldos y retribuciones especiales.

El Sueldo trienios y pagas extra son iguales al resto de empleados del grupo de titulados superiores del grupo A1.  Las pagas extra han sufrido un importante recorte hasta el punto de que el sueldo base es inferior al que reciben los profesionales del grupo A2 (Enfermería, Fisioterapeuta, Trabajador Social, Matrona…) y los trienios similares.

El Complemento Atención Continuada (Guardias) remunera la realización de trabajo fuera del horario ordinario, por las tardes las noches, sábados, domingos y festivos. Es el equivalente a las “horas extraordinarias” de otros trabajadores aunque con importantes diferencias: Obligatorias (salvo excepciones), remuneradas por debajo de la hora ordinaria y límites imprecisos.

Sería necesaria la voluntariedad y el importe por hora debe aproximarse o sobrepasar al de la hora ordinaria (al menos 25 euros/hora en laborable y 30 euros/hora en sábado y festivo).

El sistema retributivo de los empleados públicos resulta insuficiente para una profesión como la de médico, que tiene demasiadas características específicas, sería necesario un estatuto marco del médico y un sistema específico con negociación exclusiva para los médicos.