Más de un tercio de países de América Latina no disponen de medidas de control del tabaquismo

El consumo de tabaco y la exposición a su humo son las principales causas de ECV, incluidos los ataques cardíacos y los accidentes cerebrovasculares, que contribuyen a aproximadamente 3 millones de muertes al año en todo el mundo. Pero la evidencia muestra que existe una alarmante falta de conocimiento de que el tabaco es un riesgo importante para afecciones como el accidente cerebrovascular (ACV) y el ataque cardíaco. En muchos países, esta baja conciencia es sustancial.

"Los líderes políticos deben hacer más para crear conciencia y proteger a las personas de los daños del tabaco", dijo el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS. "Los insto a unirse al movimiento mundial para promover la salud y proteger a las personas de los sufrimientos y las muertes evitables, especialmente las causadas por el consumo de tabaco".

Para reducir las muertes prematuras causadas por el tabaco, la doctora Carissa Etienne, Directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), llamó a los gobiernos a implementar urgentemente las medidas establecidas en el Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco (CMCT). "Mayores impuestos al tabaco, prohibiciones de publicidad, promoción y patrocinio del tabaco, ambientes libres de humo en todos los lugares públicos y de trabajo, y advertencias sanitarias grandes y gráficas en los paquetes de tabaco pueden ayudar a mejorar la salud y salvar Con motivo del Día Mundial Sin Tabaco, la OMS publicó su Informe Global sobre la Prevalencia del Consumo de Tabaco. El reporte muestra que el tabaco mata a más de 7 millones de personas cada año, a pesar de la reducción constante del consumo de tabaco a nivel mundial. Además, indica que el ritmo de las acciones para reducir la demanda de tabaco y las muertes y enfermedades relacionadas es demasiado lento y no se mantiene al ritmo necesario para cumplir con los compromisos mundiales y nacionales para controlar el consumo de tabaco. El informe señala que el objetivo de una reducción del 30% en el consumo de tabaco para 2025 entre personas de 15 años o más no está en camino de alcanzarse a nivel mundial, con el ritmo actual de declive que indica una reducción del 22%. La Región de las Américas es la única excepción; las proyecciones actuales indican que el objetivo se alcanzará para 2025.

Enfermedades cardiovasculares y consumo de tabaco en las Américas

En la región de las Américas, el tabaco es responsable de 900.000 muertes por año, incluidas 72.000 muertes prematuras causadas por la exposición a su humo, y están asociadas con el 11% de las muertes causadas por ECV.

El CMCT de la OMS, que entró en vigor en 2005, insta a sus Partes a tomar varias medidas para reducir la demanda y el suministro de productos de tabaco. Estas intervenciones incluyen proteger a las personas de la exposición al humo del tabaco; prohibir su publicidad, promoción y patrocinio; prohibir las ventas a menores de edad; requerir advertencias sanitarias en los envases de tabaco; promover su abandono y aumentar los impuestos."Hay pruebas contundentes de los países que han implementado medidas de reducción del tabaquismo, que los resultados se pueden ver rápidamente", indicó la doctora Adriana Blanco, Jefa de la Unidad de Factores de Riesgo y Nutrición del Departamento de Enfermedades No Transmisibles y Salud Mental de la OPS. "No hay que esperar diez años para ver el impacto en la salud de la población, especialmente en relación con las enfermedades cardiovasculares. Por eso es tan importante que los países aceleren la implementación del CMCT".

Últimos hallazgos sobre la prevalencia del consumo de tabaco

Cambio en el consumo: la prevalencia mundial de fumadores ha disminuido, pero el número absoluto de fumadores apenas ha cambiado desde el comienzo de este siglo debido al crecimiento de la población. Actualmente hay 1.100 millones de fumadores adultos en el mundo y al menos 367 millones de consumidores de tabaco sin humo. En la Región de las Américas hay 132 millones de fumadores. La prevalencia de fumadores en la región ha disminuido de 28% en 2000 a 17.4% en 2015.
Tabaco sin humo: en 2015, el 6,5% de la población mundial de 15 años o más consumía tabaco sin humo (8,4% para los hombres y 4,6% para las mujeres).
Por sexo: para hombres de 15 años y más en todo el mundo, 43% fumaron tabaco en 2000 en comparación con 34% en 2016, mientras que 11% de las mujeres fumaron en 2000, en comparación con 6% en 2016. En la Región de las Américas, la prevalencia de los hombres en 2000 era 33.4% comparado con 22% en 2015, y, entre las mujeres, 22.6% en 2000 comparado con 12.9% en 2015.
Respuesta de los países: más de la mitad de todos los Estados Miembros de la OMS han reducido la demanda de tabaco, y casi uno de cada cuatro probablemente alcanzará el objetivo de reducción del 30% para 2025. Pero los países deben hacer más para monitorear el consumo de tabaco en todas sus formas, no solo en el consumo de cigarrillos. Actualmente, uno de cada cuatro países tiene datos insuficientes para monitorear su epidemia de tabaquismo.
Juventud: en todo el mundo, alrededor del 7%, o algo más de 24 millones de adolescentes de entre 13 y 15 años, fuman cigarrillos (17 millones de varones y 7 millones de mujeres). Alrededor del 4% de los adolescentes de entre 13 y 15 años (13 millones) usan productos de tabaco sin humo. En la Región de las Américas, alrededor del 10% o 4,6 millones de adolescentes de entre 13 y 15 años fuman cigarrillos (2,4 millones de varones y 2,2 millones de mujeres). Alrededor del 2% de los adolescentes de entre 13 y 15 años (1,2 millones) usan productos de tabaco sin humo.
Países en desarrollo: más del 80% de los fumadores de tabaco viven en países de bajos y medianos ingresos. La prevalencia del consumo de tabaco está disminuyendo más lentamente en los países de bajos y medianos ingresos que en los países de altos ingresos.