La asamblea de la OMC aprueba su balance y liquidación presupuestaria del 2002

Versión para impresiónVersión para impresiónEnviar por MailEnviar por Mail

La Asamblea General de la Organización Médica Colegial (OMC) ha aprobado hoy, por 46 votos a favor y 3 abstenciones, su balance y liquidación presupuestaria correspondiente al ejercicio anterior con un superávit de 134.665,45 euros.

Dinero

Este es el tercer año consecutivo que la institución presenta un excedente positivo en sus cuentas anuales que se destinara a compensar las cifras de excedentes negativos de ejercicios anteriores, con el fin de sanear los fondos propios de la organización.

Las cuentas anuales del 2002 han sido auditadas como en años anteriores, siendo el informe de la auditoria favorable. Según la empresa auditora externa "las cuentas del Consejo General expresan la imagen fiel del patrimonio y la de la situación financiera a 31 de diciembre de 2002 y contienen la información necesaria y suficiente para su interpretación y comprensión adecuada".

Para el año 2002 se había presupuestado un gasto de 5.456.138,34 euros y unos ingresos de 5.456.138,34 euros. Sin embargo, el gasto realizado ha sido de 6.229.745,72 al contabilizarse la realización final de los Cursos de Medicina General y de Familia y de Medicina del Trabajo que no estaban incluidos en el presupuesto. Como consecuencia de esta partida los ingresos finales han ascendido a 6.364.411,17 euros.

Uno de los apartados a destacar de este balance es el relativo a la externalización del fondo de pensiones que se ha realizado durante el 2002 conforme establece la ley. De tal modo, que con fecha de 15 de noviembre de 2002 la empresa ha procedido a externalizar el fondo de complemento de pensiones de jubilación.

Durante la Asamblea se presentó, a los miembros de la misma, una oferta de servicios de la empresa FirmaProfesional para la firma electrónica y el certificado digital. Destacar que los factores a tener en cuenta para la puesta en marcha de la firma electrónica colegial se encuentran, entre otros, la certificación de la identidad y el atributo profesional; la garantía de seguridad; el contar con un soporte seguro de almacenamiento; tener un servicio de revocación de certificados digitales y la interoperabilidad de los certificados.

Más información: