"El médico tiene que creer en la institución que lo representa"

En su balance sobre el "II Congreso de la Profesión Médica", el presidente del Consejo General de Colegios de Médicos, Juan José Rodríguez Sendín, señala que “hay una nueva forma de buscar el consenso de la profesión” y que se ha buscado “un mecanismo que nos permite discutir, participar y votar, para establecer los grandes rasgos, las grandes decisiones, lo que en definitiva piensa la profesión”

El presidente del Consejo General de Colegios de Médicos, Juan José Rodríguez Sendín, ha hecho balance del “II Congreso de la Profesión Médica”, del que –desde estas páginas- hemos venido informando ampliamente durante los últimos días y cuya información aparece fácilmente accesible desde el lateral derecho de este diario.

Descripción de la imagen

Dr. Juan José Rodríguez Sendín,
presidente del CGCOM.

A la hora de hacer balance de lo que ha sido y representa este Congreso o “convención” como sería más apropiado llamarlo, Rodríguez Sendín destaca no sólo la alta participación sino la forma en que esta se ha producido y que refleja el prestigio de la profesión no sólo ante la sociedad sino también consigo misma. Por eso señala que “el médico tiene que creer en la institución que lo representa”, y para ello lo mejor que podía hacerse era “buscar la mejor forma posible de participar y la mejor forma de revisar de forma transparente los temas que nos acucian”. A esto ha dado respuesta, precisamente, este congreso.

Los más de 200.000 médicos colegiados de nuestro país han estado aquí ampliamente representados. Casi 500 médicos se han dado cita en el congreso, es decir, el 50% de aquellos que podían acudir y que son los “representantes democráticamente elegidos” en cada una de las provincias españolas. Además, el presidente de la Organización Médica Colegial puntualiza que “la mayor parte de ellos son médicos asistenciales, que además de representar a sus compañeros trabajan todos los días con los pacientes; y además han opinado libremente”.

Un compromiso real con la sociedad y con los médicos

Con este congreso lo que se ha buscado es “actualizar nuestros compromisos”, es decir, actualizarlos frente a la ciudadanía. Precisamente unos días antes del inicio de este encuentro, la OMC aprobó en su Asamblea General las nuevas definiciones de “Profesión médica”, “Profesional médico” y “Profesionalismo médico”, y este compromiso “es real” y tanto los pacientes como cualquier ciudadano va a poder constatar que “ese contrato social se cumpla”. Así lo demuestran, entre otras muchas acciones, la formalización la semana pasada del Consejo Social, suscrito por el Consejo General de Colegios de Médicos, el Foro Español de Pacientes, la Coalición de Ciudadanos de Enfermedades Crónicas y la Confederación Española de Organizaciones de Mayores.

…y una vía para el consenso

“La principal conclusión de esta convocatoria –señala Rodríguez Sendín- es que hay una manera nueva de intentar sacar adelante, de buscar, el consenso de la profesión” y esto ha sido así porque “los elegidos democráticamente por los colegios de médicos hemos buscado un mecanismo que nos permite discutir y participar y votar, para establecer los grandes rasgos, las grandes decisiones, lo que en definitiva piensa la profesión”.

No era un mecanismo fácil, pero con este nuevo método se ha conseguido, y además de forma rápida, manifestar la opinión sobre 16 grandes temas que han sido tratados, discutidos, y sobre los cuales se han acordado “las líneas maestras mayoritarias”. Por consiguiente hay, en su opinión, “una manera distinta de poder hacer participar” y desde luego si la convocatoria es atractiva –como es el caso que nos ocupa- la respuesta es siempre mayoritaria.

Independencia necesaria

No sólo en la elección de temas, en los sistemas de exposición, debate y votación, o en la participación de representantes democráticos de la profesión, sino también en la autonomía e independencia de la organización y financiación de este congreso (los patrocinadores del congreso han sido compañías que no tienen que ver con la práctica médica), se han marcado nuevas pautas. Y esto era necesario “para mantener nuestra autonomía, independencia, y libertad de escuela”. Por ello, el presidente de la OMC quiere “remarcar con fuerza la capacidad que podemos tener como organización, de ser autónomos e independientes, que es un valor extraordinariamente importante en los tiempos que corren”.

Finalmente, Rodríguez Sendín adelanta que en apenas dos meses estará disponible un amplio documento recogiendo no sólo los contenidos del congreso sino también su análisis a través de diferentes variables. “Se van a transcribir todas las intervenciones, todas las respuestas, se van a vincular las respuestas a los perfiles de los que las han realizado (no olvidemos que la votación no identifica al que vota pero sí su perfil característico: especialidad, provincia, sanidad pública o privada, etc.) y todo eso se va a plasmar en un documento del cual saldrá también a su vez un informe final que permitirá establecer unas líneas claras” comenta.

Como reiteradamente se pone de manifiesto en todas las encuestas que se hacen, la profesión de médico “que tiene un marcado carácter vocacional” como recuerda Rodríguez Sendín –sigue siendo la mejor valorada por los ciudadanos. Pero a su vez, añade que “el médico es un profesional que no está satisfecho y nunca lo va a estar porque las cosas siempre se pueden mejorar”. De ahí la importancia de potenciar nuevas vías democráticas que recojan y difundan el sentir de esta profesión. No en vano, son muy pocas las profesiones que sigan la misma “estela de compromiso” que la profesión médica. Y buena prueba de ello ha sido este congreso.

Enlaces relacionados: