El Foro de la Profesión pide un modelo retributivo específico, consensuado y alejado de criterios economicistas

El Foro de la Profesión Médica (FPM) pide un cambio del nuevo modelo retributivo para los médicos, pero no a cualquier precio, sino que ese nuevo modelo tiene que regirse por lo que es cada médico, por lo que hace, por cómo lo hace y por los resultados que obtiene en salud. Además, dicha retribución tendría que aportar otras condiciones como la de ser "específica y distinta, reglamentaria, conceptual y legalmente, de la del resto de profesionales del Sistema Nacional de Salud". Éstas son algunas de las conclusiones de la segunda Jornada de Puertas Abiertas del FPM celebrada ayer miércoles, 21 de noviembre en la sede de la OMC, con el objetivo de analizar y reflexionar sobre las principales cuestiones que más afectan, en estos momentos, a los profesionales y que, al mismo tiempo, sirvan como propuestas ante las políticas de RR.HH. actualmente emprendidas en las diferentes CC.AA.
Descripción

Participaron en la Jornada los principales representantes de las organizaciones que componen el FPM: OMC, FACME, CESM, CNDFM y CNECS quienes aportaron una breve reflexión para la inaguración de esta actividad. Así, el nuevo presidente del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina, Enrique Lázaro, se mostró preocupado por el futuro, y su calidad, de las nuevas generaciones de médicos, mientras el presidente del Consejo Nacional de Especialidades en Ciencias de la Salud, el doctor Alfonso Moreno, que también habló de futuro, consideró que éste hay que ir construyéndolo entre todos, con una clara apuesta por parte del FPM.

El presidente de Facme, el doctor Bajo Arenas, opina que en estos tiempos actuales la eficiencia debe primar sobre la eficacia, entendida aquélla como la mejor forma de hacer medicina y, en estos momentos, "a los mínimos costos posibles".

El secretario de la CESM, el doctor Francisco Miralles, quien hizo alusión a las reformas que se están acometiendo respecto al modelo retributivo, "lamentablemente, en cuanto a las cantidades, con pérdidas que alcanzan ya el 30 por ciento, y no en cuanto a su estructura, que es lo que pedimos los profesionales". En otro momento de su intervención, se refirió a la parte variable de la retribución, a su juicio, más ligada a la gestión clínica, advirtiendo, además que dicha parte variable, "de ninguna forma, se puede extraer de la parte ya consolidada".

En representación de la OMC intervino su secretario general, el doctor Serafín Romero, quien saludó a los Colegios que estaban siguiendo la Jornada, a través de videoconferencia. El doctor Romero participó después como integrante de la mesa sobre "Modelo retributivo", desde la que recordó que una de las principales características de las retribuciones actuales a los médicos como es el de su heterogeneidad, así como en la insistencia en los últimos años, por parte de la profesión médica, de la necesidad de un cambio en el modelo retributivo.

En relación a dicho cambio, el secretario general de la OMC consideró que "cualquier modificación del Modelo Retributivo debe ser consensuada, basada en criterios profesionales y no economicistas y necesariamente llevar el valor añadido de ser motivadora".

El doctor Juan Carlos Sánchez de la Nava, secretario general del Sindicato Médico de Navarra hizo un repaso a la situación actual del modelo retributivo y explicó los diferentes tipos y subclases de las actuales retribuciones.

El doctor Mariano Muñoz, vocal de Hospitales del Colegio de Médicos de Murcia, se mostró de acuerdo con el resto de los participantes de esta mesa en la necesidad que existe del cambio del modelo retributivo aunque, como remarcó, "no a cualquier precio sino con la participación plena del médico". Asimismo, describió algunas de las principales características que debe reunir, entre otras, guiado por el profesionalismo; que sea capaz de fomentar la eficiencia y la optimización; que permita una actualización constante del conocimiento; capaz de alcanzar la capacidad retributiva media de la Unión Europea de los 12; y de aplicación voluntaria para el personal ya incluido en el sistema en el momento de su entrada en vigor.

El doctor Muñoz consideró, además que debe tenerse en cuenta el largo tiempo que el médico ha de dedicar a su formación académica y especializada (MIR) por lo que debe duplicar lo percibido por cualquier profesional del grupo.

Gestión clínica

La segunda mesa estuvo centrada en la gestión y participación del médico, a cargo del presidente de Facme, el doctor José Manuel Bajo Arena, con la participación de José Luis Conde Olasagasti, ex subsecretario de Sanidad y jefe de Servicio de Nefrología, Carlos Macaya, vicepresidente de la Federación de Asociaciones Científico-Médicas Españolas, José Luis Aguayo, jefe del Servicio de Cirugía General del HMM Murcia; y Julián Ezquerra, secretario general de AMYTS.

El ex subsecretario de Sanidad y jefe de Servicio de Nefrología Conde Olasagasti en primer lugar realizó un repaso histório y contextual del SNS para entender y enmarcar la gestión. En este sentido, el experto destacó dos marcados períodos: el comprendido entre 1991 y 1994, caracterizado por: una disciplina presupuestaria con restricción de recursos y la introducción de los contratos-programa en el antiguo Insalud, así como la cartera de servicios. Otro de los períodos delimitados por Conde es el comprendido entre los años (1996-2000) con la desaparición de las cotizaciones sociales como fuente de ingresos del SNS; la puesta en marcha del Plan Estratégico del INSALUD (1998) y la propuesta de autonomía de gestión de hospitales y áreas de salud; la creación del Hospital de Alzira com primera forma de gestión indirecta; y la entrada en vigor de la Ley 15/1997, sobre "nuevas formas de gestión" del SNS.

Tras este repaso, Conde Olasagasti llega a la conclusión de que en lo referente a gestión, la delimitación precisa y asignación adecuada de responsabilidades a los niveles expuestos evitando el solapamiento y contaminación de unos en otros es requisito imprescindible para la gobernanza del SNS. Además, aboga por la existencia de algún tipo de Agencia Independiente supraregional para la información y evaluación de resultados asistenciales y económicos. Finalmente, y vinculado con la mesa de retribuciones considera que cualquier esquema retributivo para los profesionales deberá considerar e incluir coparticipación y vinculación con resultados clínicamente significativos.

Para finalizar, defendió que los sistemas sanitarios basados en el modelo "servicio nacional de salud con provisión hegemónicamente pública son más eficientes".

El vicepresidente de la FACME y ex presidente de la Sociedad Española de Cardiología, el doctor Carlos Macaya opinó que debería equiparase "el componente de categoría y Funciones en todo el territorio nacional, manteniéndose el peso del porcentaje de la variable-resultados aunque éstos sean diferentes para cada Unidad Clínica de Gestión".

Para el doctor Julián Ezquerra, secretario general del Sindicato Médico AMYTS, la solución no parece depender exclusivamente del cambio en el modelo de gestión al tiempo que considera que "no hay diferencias consistentes entre los diversos modelos en cuanto a resultados en salud, funcionamiento o indicadores económicos".