Las medidas económicas impuestas en la sanidad portuguesa pueden ser el espejo de un futuro próximo del SNS español

La difícil situación que atraviesa el Serviço Nacional de Saúde de Portugal por las medidas económico financieras impuestas por la Unión Europea puede ser el espejo de un futuro próximo del SNS español si no se rectifican las actuales políticas sanitarias, según los presidentes de las organizaciones medico colegiales de España y Portugal, los doctores Juan José Rodríguez Sendín y José Manuel Silva, respectivamente, que abordaron la situación sanitaria en ambos países en el marco de la III Convención de la Profesión Médica.
Descripción

El Dr. Juan José Rodríguez Sendín y el Dr. José Manuel Silva, analizaron "Las consecuencias de la crisis económica en la península Ibérica", en una mesa debate moderada por el vicepresidente de la OMC, Dr. Ricard Gutiérrez, quién les planteó a los ponentes abordar las consecuencias de la crisis económica y financiera en ambos países a través de tres grandes bloques: la repercusión en los profesionales, en la atención primaria y en Hospitales.

Previo al diálogo, el Dr. Ricard Gutiérrez cuestionó la "eficacia real" de las medidas de austeridad y disminución de gasto público que se están aplicando en los países más castigados por la crisis, especialmente en sanidad y educación e hizo referencia a los dos grandes modelos sanitarios: el de Sistema Nacional de Salud y el de Seguridad Social.

Tras señalar la similitud entre los modelos sanitarios de Portugal y España, el vicepresidente de la OMC especificó que el sistema español se financia vía impuestos, a través de los cuales "conseguimos que los que más tienen más paguen y, generalmente, menos utilizan el sistema sanitario público y los que menos tienen y menos contribuyen, son los que más utilizan el SNS, con lo cual, estamos consiguiendo redistribuir la renta y ser más equitativos".

Para el Dr. Gutiérrez con el RD 16/2012 el modelo de Sistema Nacional de Salud financiado por impuestos y con cobertura universal, deja de serlo porque se quedan fuera del sistema público colectivos como los inmigrantes en situación irregular, los hijos mayores de 26 años que no hayan cotizado, que tendrán que pasar un trámite para tener la asistencia sanitaria o los rentistas que ingresen más de 100.000 euros al año, a pesar de pagar los impuestos. Por todo ello, el vicepresidente de la OMC concluyó que "tenemos en este momento en España un modelo híbrido, que no existe en ningún otro lugar de Europa, con financiación vía impuestos y cobertura no universal".

Sobre estas medidas de austeridad y recortes se pronunciaron los presidentes de los médicos de ambos países. El Dr. José Manuel Silva catalogó las acciones impuestas por la Troika como un desastre económico y dijo que después de estas medidas Portugal estará peor e incluso adelantó que si se implantan las mismas medidas que en Grecia, el país irá a la quiebra y por ello animó a los países del Sur de Europa a unirse en una política común.

Por su parte, el Dr. Rodríguez Sendín puso en valor la efectividad y el coste del SNS español que según dijo "no hay ningún sistema con el que se pueda comparar que sea más barato y de mayor calidad" y comentó que en España no hay otra institución con mayor credibilidad y confianza que el SNS, por lo que es más fácil pedir un copago para sanidad que, por ejemplo, para una televisión autonómica u otras cuestiones de alto costo y dudosa eficacia para la población.

Respecto a la repercusión de la crisis económica en la situación de los profesionales sanitarios, ambos presidentes coincidieron en su diagnóstico: exceso de facultades, de médicos, retribuciones cada vez más bajas, menor motivación y aumento de la emigración.

El Dr. Silva puso como ejemplo que el exceso de médicos está provocando una disminución de los salarios hasta el punto que se ofrecen alrededor de 800 euros brutos al mes a los médicos jóvenes, lo que está provocando la emigración a otros países, un diagnóstico muy parecido en palabras de Rodríguez Sendín al que sufre España con aumento del paro médico, un 25% más de estudiantes de los necesarios y una deflación progresiva del gasto sanitario dedicado a retribuciones profesionales desde hace años y a pesar del incremento total del mismo.

En referencia a las consecuencias de esta gran crisis económica y financiera en la Atención Primaria, el Dr. Silva llamó la atención sobre el descenso de las consultas de AP, un 5,8%, y el incremento de las no presenciales, un fenómeno que imputó al aumento de los copagos que actualmente está en 5 euros por consulta médica y 4 si es con un enfermero.

El Dr. Rodriguez Sendín también hizo una descripción del panorama en España que calificó de complicado, con la importante bajada de las retribuciones de los médicos tanto de Atención Primaria como del Hospital y, sobre todo, en las básicas y por el despido y penosas condiciones laborales de muchos de ellos. A este respecto se mostró contundente al expresar su "absoluto rechazo al copago asistencial porque con ello solo se limita el acceso de los ciudadanos peor posicionados y socialmente más pobres al SNS, penalizando entre ellos a los enfermos".

Sobre la tercera cuestión del debate en torno a cómo afecta a la situación de los hospitales el actual contexto de crisis, el presidente de la Ordem dos Medicos de Portugal calificó esta realidad de "dramática" y aseguró que varios hospitales en el país luso rechazan a algunos pacientes porque no son de su circunscripción, algo que resulta "inconstitucional" . Habló también de una comisión ética que permite al Ministerio de la salud del país vecino decidir el racionamiento de medicamentos para pacientes con, por ejemplo, Cáncer o SIDA, hecho que supone una "violación del código de deontología" y ante la que mostró su más contundente oposición.

Por su parte, el presidente de la Organización Médica Colegial insistió en la "extraordinaria desmotivación" que sufren todos los profesionales, tanto de hospitales como de primaria y la sensación de inseguridad jurídica y de falta de futuro que viven en la actualidad. Problema clave en Hospitales son las listas de espera y dijo que todavía no se conocen bien las consecuencias directas e indirectas de todos los recortes que se están aplicando sobre la salud de los pacientes.

Las similitudes y paralelismos entre las situaciones de ambos países marcaron esta mesa debate en la que destacaron como principales problemas de ambos sistemas nacionales de salud, el descenso del peso de la sanidad en el PIB nacional, los copagos, el exceso de médicos por el aumento de las facultades, la bajada continuada de los sueldos, el descenso de la motivación de los profesionales y el auge de la emigración a países como Alemania, Francia o Reino Unido.