OMC y SECPAL expresan su preocupación por el futuro de los Cuidados Paliativos en España

Versión para impresiónVersión para impresiónEnviar por MailEnviar por Mail

El grupo de trabajo "Atención Médica al Final de la Vida" de la Organización Médica Colegial (OMC) y la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL), ha expresado su preocupación por el futuro de los Cuidados Paliativos en España.
Descripción

En un comunicado conjunto, este grupo de trabajo expresa su decepción ante la "la actitud del Ministerio de Sanidad al frenar la acreditación de los profesionales en Cuidados Paliativos a través del Área de Capacitación Específica (ACE)" y asegura que denegar esta acreditación específica "tendrá graves repercusiones asistenciales".

El Grupo de Trabajo "Atención Médica al Final de la Vida", que hacen público este comunicado tras su reunión el pasado fin de semana, está formado por los doctores, Juan José Rodriguez Sendin, presidente de la OMC, y Álvaro Gándara, presidente de SECPAL; los miembros de la Comisión Central de Deontología de la OMC, Marcos Gómez Sancho, presidente, y Luis Cipres Casanovas; José Antonio Herranz, presidente del Colegio de Castellón; los expertos en cuidados paliativos Javier Rocafort y Juan Luis González y los expertos en ética Rogelio Altisent y Jacinto Bátiz.

Comunicado íntegro

El Grupo de Trabajo "Atención Médica al Final de la Vida" de la Organización Médica Colegial (OMC) y la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL) manifiestan su preocupación sobre el futuro de los Cuidados Paliativos en España.

"Es decepcionante ver la actitud del Ministerio de Sanidad al frenar la acreditación de los profesionales en Cuidados Paliativos a través del Área de Capacitación Específica (ACE) tal como recomienda la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias (Ley 44/2003) y la Estrategia Nacional de Cuidados Paliativos (2007).

Denegar una acreditación específica para los profesionales que trabajan en cuidados paliativos tendrá graves repercusiones asistenciales, siendo una decisión que obedece a un asesoramiento fallido y ajeno al interés general de la sociedad.

Por otro lado en España la cobertura de cuidados paliativos apenas alcanza a la mitad de la población, de manera que existen grandes desigualdades asistenciales dentro del territorio nacional e incluso dentro de zonas urbanas y rurales. Esto significa que no se está cumpliendo la cartera de servicios comunes del Sistema Nacional de Salud regulada en el Real Decreto 1030/2006.

Esta situación se agrava en una proyección de futuro si tenemos en cuenta que la reforma de Bolonia en el Grado de Medicina ha sido un fracaso para la formación en cuidados paliativos de los nuevos médicos.

La atención a los enfermos en fase terminal debería ser una prioridad en un país civilizado, y en España a pesar de los avances experimentados, continúan muriendo muchos enfermos con sufrimiento evitable. Por todo ello lamentamos que no se cumplan las reiteradas promesas de los políticos para lograr un adecuado desarrollo de los cuidados paliativos".