La Validación Periódica de la Colegiación ya es una realidad: 65 médicos recibieron en el COM de Valladolid los primeros diplomas

Versión para impresiónVersión para impresiónEnviar por MailEnviar por Mail

Acto de entrega de los primeros diplomas de la Validación Periódica de la Colegiación, que recibieron 65 profesionales en el Colegio de Médicos de Valladolid en el que estuvieron presentes todos los implicados en este programa: la Organización Médica Colegial, colegios de médicos, sociedades científico-medicas, Administraciones sanitarias y, especialmente, médicos y ciudadanos.

Como ampliación a la noticia publicada ayer, "MedicosyPacientes" informa del acto de entrega de los primeros diplomas de la Validación Periódica de la Colegiación, que recibieron 65 profesionales en el Colegio de Médicos de Valladolid en el que estuvieron presentes todos los implicados en este programa: la Organización Médica Colegial, colegios de médicos, sociedades científico-medicas, Administraciones sanitarias y, especialmente, médicos y ciudadanos.

El Colegio de Médicos de Valladolid fue escenario del acto de entrega, este miércoles, de los primeros diplomas de la Validación Periódica de la Colegiación, que recibieron 65 profesionales en un acto colegial  en el que estuvieron presentes todos los implicados en este programa: la Organización Médica Colegial, colegios de médicos, sociedades científico-medicas, Administraciones sanitarias y, especialmente, médicos y ciudadanos.

El presidente del COM Valladolid, Dr. Antonio Otero, actuó como anfitrión de este acto presidido por los doctores Juan José Rodriguez Sendin, presidente de la OMC - corporación que ha puesto en marcha este certificado de calidad-  y Carlos Macaya, presidente de la Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (FACME) y por las autoridades políticas Carlos Moreno, director general de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (MSSSI); José Antonio de Santiago Juárez, consejero de Presidencia y portavoz de la Junta de Castila y León; y Antonio María Sáez Aguado, consejero de Sanidad de la Junta.

Al mismo se sumó el director general de Salud Pública del MSSSI, Dr. Javier Castrodeza, quien formó parte de la Comisión de Gobierno de la VPC en su etapa como director general de Ordenación Profesional. Asistió la Comisión Permanente de la OMC en pleno: doctores Serafin Romero, vicepresidente; Juan Manuel Garrote, secretario general; Jerónimo Fernández Torrente, vicesecretario, y José María Rodriguez Vicente, tesorero,  así Dr. Arcadi Gual, responsable del Área Profesional de la OMC; los presidentes de los colegios de Soria, Dr. José Ramón Huerta; Burgos, Dr. Joaquín Fernández Valderrama, y miembros de las juntas directivas y colegiados de  las corporaciones médicas de Castilla y León.

Ángel Marañón Cabello, presidente de la Real Academia de Medicina y Cirugía; Ricardo Rigual, Decano de la Facultad de Medicina de Valladolid, y representantes de la sociedad civil de Valladolid arroparon con su presencia a los este acto de entrega de los primeros diplomas de  la VPC.

Este proceso partió de la consideración de  que el acto médico ha de ofrecer la mejor atención al paciente y a la ciudadanía en cada lugar y situación para garantizar a los ciudadanos un modelo de asistencia de calidad contrastada, realizada por profesionales competentes.

Partiendo de esta base, la Validación Periódica de la Colegiación es un proceso que certifica, por periodos de seis años, que la preparación y formación del colegiado supera los requisitos previamente definidos para ejercer como médico. En concreto, certifica la buena praxis, es decir, que el médico no tiene expediente deontológico; acredita que está en aptitud psicofísica idónea para atender a los pacientes; certifica la vida laboral en la empresa en la que trabaja y acredita su Formación Médica Continuada y su Desarrollo Profesional Continuo, requisito este último que es opcional.

El acto del COM de Valladolid, que junto con los colegios médicos de Soria y Granada ha pilotado este proceso, ha supuesto la puesta en marcha de la VPC que todos los Colegios de Médicos deberán llevar a cabo de manera obligatoria a lo largo de este año, tal y como aprobó la Asamblea General de la corporación (http://www.medicosypacientes.com/articulos/vpc2215.html),  adelantándose así a la Directiva Europea de Cualificaciones Profesionales que hará obligatoria la recertificación de los profesionales de la salud para 2017 .  Precisamente, para recertificar las competencias específicas de cada especialidad, la OMC lleva colaborando estrechamente con las SS.CC., que son las que tienen esta responsabilidad.

Castilla y León ha sido  la primera comunidad en llevar a cabo este proceso de VPC con el apoyo de la Gerencia Regional de Salud de CyL con la que el Consejo de Colegios Oficiales de Médicos de esta comunidad firmó un acuerdo el pasado año para promover y difundir este proceso de Validación Periódica de la Colegiación que ya han llevado a cabo más de 65 médicos castellano leoneses.

Este proceso se escenificó el pasado miércoles con la entrega de los diplomas de la VPC a 57 médicos de Valladolid y 7 de Soria, los dos colegios que han pilotado este programa.

Como anfitrión del acto, el presidente del COM Valladolid, Dr. Antonio Otero, habló del mismo como la "gran ocasión" de hacer realidad, después de cuatro años, la VPC, un proceso que describió como "inexorablemente largo" con el que los médicos vamos a renovar "nuestros compromisos con los pacientes y la sociedad".

Tras señalar que en la profesión médica "hay cosas que nos acercan y otras que nos separan", dijo que "la VPC nos acerca"  y expresó su convicción de que juntos -Administraciones sanitarias, las Sociedades Científicas (SS.CC.) y Colegios- "podemos hacerlo y convertirnos en un referente para otros países de la UE". "Que lo podamos llevar adelante ?añadió-, solo depende de nosotros".

El responsable del Área Profesional de la OMC, Dr. Arcadi  Gual,  reflexionó sobre el porqué de este proceso de la VPC que la OMC puso en marcha hace 5 años y  que ahora se ha hecho realidad, y dijo que, al igual que la relación médico-paciente es un contrato tácito no escrito, la VPC es un "contrato también tácito entre la profesión médica y la ciudadanía".

Para él la responsabilidad de que este contrato "navegue con buen rumbo", recae, por parte de la profesión,  en los Colegios de Médicos y las SS.CC. Por parte de los ciudadanos, en sus representantes políticos que "deben de garantizar el mejor Estado del Bienestar" y, por parte de las Administraciones, como garantes de que "lo que se ha de hacer se haga; se haga por quien sepa hacerlo" y que "se haga bien", estas deben de involucrarse para que ese contrato "camine por el sendero de la excelencia".

A continuación intervino el presidente de la OMC, Dr. Rodriguez Sendin, quien puso de manifiesto que "si algo amenaza la legitimación de las organizaciones médicas es que no sepamos cumplir nuestros compromisos y obligaciones" porque "el compromiso que tenemos con la ciudadanía es, precisamente, cumplir con nuestros compromisos" y señaló que "si no lo hacemos, no pedirán que rindamos cuentas".

Precisó que  la funciones de la OMC y los Colegios  son muy claras: "defender el mejor ejercicio profesional en las mejores condiciones", es decir, "intentar  promover el médico bueno; el mejor médico posible para atender mejor a la gente". En base a ello, la práctica asistencial significa, en palabras del Dr. Rodriguez Sendin,  "compromiso con la calidad asistencial; compromiso con la ética profesional que decidimos entre todos por consenso; compromiso con la integridad personal; compromiso con el altruismo, y, ante todo,  compromiso con el paciente, poniéndolo por encima de cualquier otro interés".

Para el Dr. Rodriguez Sendin, la VPC representa, precisamente,  "compromiso formal de la profesión -que no es baladí- de entrega a los pacientes" y tras poner de manifiesto que "lo hacemos a cambio de nada", expresó su extrañeza de que las Administraciones sanitarias no se sumen a este programa puesto en marcha por la OMC y los Colegios de Médicos.

Por su parte, el presidente de FACME, Dr. Macaya, destacó la importancia de la Formación Médica Continuada en la profesión médica que gestionan en la práctica, "casi en exclusiva", las SS.CC., porque son las que "atesoran el mejor conocimiento científico" y, en parte, también lo hacen ?dijo- los Colegios de Médicos.

Para el presidente de FACME, las SS.CC. son las que están legitimadas para desarrollar ese "compromiso de la profesión con la sociedad" a través de la llamada recertificación de competencias, en coordinación con la Organización Médica Colegial, con la que "llevamos colaborando estrechamente"  en un proceso en el que se integra la Validación Periódica de la Colegiación que ahora se pone en práctica.

Tras las intervenciones de los representantes profesionales, se hizo entrega de los primeros diplomas a de la VPC a 65 médicos, entre ellos, a los doctores José Antonio Otero, y José Ramón Huertas, ambos presidentes de los colegios de Valladolid y Soria que son  los que han pilotado de este programa. También recibió su diploma el secretario general de la OMC, Dr. Juan Manuel Garrote, colegiado de Segovia, corporación que ha iniciado el proceso de la VPC.

Después tuvieron lugar las intervenciones de los representantes políticos que presidieron el acto. En primer lugar, intervino Carlos Moreno, director de Ordenación Profesional del MSSSI, quien expuso el marco legal del Desarrollo Profesional Continúo y los pasos dados por Ministerio para promover y adaptar este reconocimiento a la Directiva europea de Cualificaciones Profesionales, así como el trabajo realizado para buscar un modelo coordinado con todas las CC.AA a través del Consejo Interterritorial y también homologado a nivel europeo, algo que se reflejado a través del convenio de colaboración entre el Ministerio, el CGCOM (Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos)  y la UEMS (Unión Europea de Medicos Especialistas).

Carlos Moreno manifestó que el Ministerio está trabajando en un documento de consenso que recoja los principios del Desarrollo Profesional, "de fácil implementación", que deben basarse en indicadores definidos previamente, con peso significativo en la práctica clínica, con criterios de calidad contratada y "consensuados"  con los profesionales y las instituciones implicadas. Finalmente, expresó su confianza en que este documento, que tendrá "validez" en todo el SNS, "seamos capaces de verlo en el BOE".

A continuación  intervino Antonio María Sáez Aguado, consejero de Sanidad de la Junta, quien felicitó a los colegios de Valladolid y Soria por ser pioneros en España en llevar a la práctica la VPC, y a los médicos validados por seguir "este camino del nuevo profesionalismo que otros países anglosajones ya practican".

Apostó por la necesidad de cambiar la organización sanitaria para hacer esa transición desde una "organización con tintes burocráticos a una organización que dé más peso al profesional".  Y tras señalar que en la Administración sanitaria "los actores principales, históricamente, hemos sido los responsables políticos, los gestores", dijo que "si queremos avanzar hacia una organización profesional,  hay que  revertir esta situación actual, retirar parte del peso de políticos, administrativos y gestores y dejar la sanidad  un poco más en manos de os profesionales". Esto, en su opinión, hay que hacerlo en el contexto de un modelo público, a pesar de la resistencia de "fuerzas inmovilistas que no quieren asumir riesgos".

Tras destacar la importancia de esta iniciativa de la VCP que la Consejería de Sanidad ha apoyado y que, según Sáez Aguado, tiene "recorrido de mejora" y "tiene que tener algún efecto en la Carrera Profesional", hizo referencia a las palabras del presidente de la OMC de "hacer esto a cambio de nada", por lo que reconoció y agradeció este nuevo compromiso de los profesionales, en especial, en los momentos de crisis vividos, con recortes económicos y laborales.

Cerró el acto José Antonio de Santiago, médico de formación, quien manifestó que acudía al mismo, no como consejero ni como médico, sino como paciente ?precisamente, del Dr. Otero-, convencido de la importancia de que la Formación Continuada de los profesionales es la "pieza clave" para la mejor atención al paciente, al que los profesionales "tratamos de curar; en otros casos, mejorar y acompañar siempre".

Destacó la necesidad de una mayor coordinación entre la Administración central y las autonómicas para el buen funcionamiento del Sistema público de salud, así como la oportunidad, tras el 24 de mayo, de cambiar el modelo de financiación para poder contar con los recursos necesarios para las consejerías que gestionan servicios públicos como la sanidad, la educación y los servicios sociales.

Finalmente, hizo referencia a la calidad del servicio del Sacyl "a pesar de los recortes que, en gran medida, han sufrido los profesionales" a quienes felicitó y agradeció su trabajo que hace que "el Sacyl sea uno de los Servicios Públicos mejor valorados por los ciudadanos".