Estudiantes y médicos cooperantes insisten en la importancia de contar con las instituciones locales en los proyectos de cooperación

La Fundación de los Colegios Médicos para la Cooperación Internacional (FCOMCI) organizó en la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), la I Jornada de Medicina en la Cooperación Internacional y en la Emergencia Humanitaria. En este encuentro participaron tanto estudiantes que han realizado prácticas en países en desarrollo como médicos cooperantes, y ambos colectivos coincidieron en la importancia de contar con las instituciones locales en los proyectos de cooperación y en  las ventajas de recibir una formación integral y humana en países en desarrollo a través de organizaciones

La Fundación de los Colegios Médicos para la Cooperación Internacional (FCOMCI) organizó en la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM, la I Jornada de Medicina en la Cooperación Internacional y en la Emergencia Humanitaria. Durante este encuentro se presentaron las prácticas para el próximo año y se contó con testimonios de estudiantes y médicos cooperantes para mostrar a los alumnos de medicina, allí presentes, las ventajas de recibir una formación integral y humana en países en desarrollo a través de organizaciones. De esta forma, se puso en valor la cooperación y se animó a los alumnos a realizar allí las prácticas.

La inauguración de la jornada corrió a cargo del secretario de la Organización Médica Colegial (OMC), el Dr. Juan Manuel Garrote; el decano de la Facultad de Medicina, el Dr. Juan Antonio Vargas Núñez; y el coordinador de SeparSolidaria (Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica) y profesor de la UAM, el Dr. Julio Ancochea Bermúdez.

El Dr. Vargas inició la jornada resaltando la importancia de ofrecer una formación en valores y actitudes de solidaridad y de cooperación; algo que a su juicio es relevante resaltar dentro de la formación humana. Añadió que acciones como ésta lo llevan a cabo.

Animar a los alumnos y acercarles el mundo de la cooperación fue el objetivo principal de esta jornada, donde el Dr. Juan Manuel Garrote expresó que "salir como voluntario para ofrecer ayuda humanitaria, no sólo sirve para ese hecho puntual, sino que también, y más al estudiante, para aprender, comprender, reflexionar y dar un sentido más profundo a vuestra vida".

En este sentido, explicó que se trata de aprender que no sólo la alta tecnología es capaz de salvar vidas, sino que "para los médicos el mayor avance en medicina y que ha salvado muchas vidas, ha sido lavarse las manos antes de tratar a un paciente y para los ciudadanos beber agua potable" dijo.

De la importancia de formarse como personas y no solo académicamente,  aseguró que "humanismo, profesionalismo y formación son las columnas que harán de vosotros mejores médicos y mejores personas".

Asimismo, agradeció encontrarse ahí, "en el mundo académico", para poder compartir con los estudiantes la puesta en marcha del Convenio de Colaboración que la fundación firmó con la Universidad para permitir a los estudiantes de medicina desarrollar su programa de prácticas externas con organizaciones e instituciones en países en desarrollo.

Implicar a la facultad de Medicina en la cooperación y formar a los estudiantes en la solidaridad son dos temas vitales para el Dr. Julio Ancochea Bermúdez, ya que a su juicio "la Universidad tiene la responsabilidad de formar personas para construir un mundo mejor, más justo y solidario".

En esta línea habló de los proyectos de cooperación de SeparSolidaria (Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica) que abarcan desde el proyecto Zambora para la mejora de la calidad de vida de los pacientes que sufren enfermedades respiratorias, la  Red contra la Tuberculosis y por la Solidaridad (Red TBS), el proyecto SaharaSalud para dar formación a los profesionales saharauis que actualmente se encuentran trabajando en los campamentos, y el proyecto BIBLIOMED para abastecer de material bibliográfico al sector médico de países de habla hispana en vías de desarrollo.

En todo ello el Dr. Ancochea puso en valor la labor de la Organización Médica Colegial y de su presidente, el Dr. Juan José Rodríguez Sendín, "quienes desde un principio han formado parte de estos proyectos". Del Dr. Sendín quiso resaltar que "colocó la primera piedra de lo que es  hoy el Colegio de Médicos Saharui" y añadió que "si la OMC y la FCOMCI se siguen sumando a estos proyectos podemos llegar lejos".

En la idea de educar en valores también incidió el técnico responsable del programa de prácticas de la Oficina de Acción Solidaria y Cooperación de la UAM, Alexis Velo, quien explicó que "desde la Universidad se tiene la obligación de formar a las personas no solo para que sean titulados sino para que sean personas con valores".

Detalló que la Oficina fue creada con el fin de vincular académicamente la cooperación realizada por los estudiantes de forma que puedan convalidar créditos y desarrollar las prácticas de la carrera en otros países.

La vicedecana de Relaciones Internacionales de la Facultad de Medicina, la Dra. Silvia Arribas Rodríguez, expresó su agradecimiento a la FCOMCI, ya que a raíz del Convenio firmado, se ha ampliado de 2 a 8 los puestos para desarrollar las prácticas de médicos en 2016. Como requisito fundamental para optar a ellas los estudiantes han de encontrarse en 4º, 5º o 6º año de carrera.  Además, la duración de las mismas es de 1 a 3 meses entre los meses de febrero a julio. "La convocatoria para enviar solicitudes finaliza el próximo jueves 29 de octubre", dijo.

La vicedecana también reflejó que la lista de las ONGs que tutorizan las prácticas se ha ampliado considerablemente gracias a la colaboración de la FCOMCI.

Sobre la parte académica de estas prácticas la Dra. Silvia Arribas mencionó las convalidaciones de las mismas, que constan tanto rotaciones clínicas como recaudo de material para la posterior realización del Trabajo de Fin de Grado (TFG).

La jornada también contó con varios alumnos residentes en el Programa de Prácticas en Cooperación que compartieron con el resto de estudiantes su experiencia de años anteriores en organizaciones de distintos países.

Alba Alonso Pacho fue la primera estudiante en contar las vivencias de sus prácticas en la Fundación León en Argentina. Contó que desde esta fundación realizaban proyectos para la formación de la salud y prevención de riesgos, acompañamientos y animación hospitalaria, reuniones informativas para pacientes con Alzheimer y sus familiares, talleres de gimnasia mental para mayores, patrullas sanitarias ambulantes.

Por su parte Iago Rego Garci?a, quien realizó sus prácticas en la organización TATU project en Tanzania, que realiza trabajo rural en diferentes ámbitos teniendo en cuenta las necesidades locales, quiso poner en valor la importancia de la contraparte local en los proyectos de cooperación. "Cuando se va a cooperar no se puede trabajar por separado hay que trabajar conjuntamente con la parte local con los programas que ya existen", señaló.

Asimismo, incidió que hay que aprender sobre su agricultura, su subsistencia, e informarse sobre la alimentación y el agua que beben, la mayoría de las veces no potable, "éstos son dos pilares fundamentales de la medicina que no se aprenden en las asignaturas de la carrera", dijo.

Por último, recalcó que "la problemática de la salud requiere conocimiento y abordaje multidisciplinares, según la realidad local".

Mari?a Adrie?n Lara quien eligió la Organización Zerca y Lejos de Cameru?n para realizar sus prácticas de medicina, apostó por el intercambio cultural y la convivencia que supone ir a cooperar. "Aprendes que no solo las prácticas son distintas a un hospital sino cada cultura y cada persona es diferente", afirmó. Animó también a sus compañeros "a irse, ya que -según dijo- la gente que se va, vuelve con una amplitud de miras y unas experiencias personales que merecen la pena".

Finalmente Adria?n Bordas contó la labor que desempeñó en una ONG en Guatemala, la Asociación Coni. Agradeció la iniciativa de la UAM, porque para él "en Medicina hay mucha vocación por cooperar pero no siempre se tienen facilidades".

El estudiante incidió como el resto de sus compañeros en la importancia del saneamiento del agua y de formar a la población en salud para mejorar su calidad de vida.

El encuentro también abordó la intervención del médico en cooperación internacional y en la emergencia humanitaria a través de las experiencias de dos médicos que trabajan en este sector con las organizaciones Médicos del Mundo e IS Global, el Dr. José Félix Hoyo y la Dra. María Jesús Pinazo, respectivamente.

El primero habló sobre la intervención en la Emergencia Humanitaria por la epidemia del Ébola en el centro de tratamiento en Moyamba, (Sierra Leona) las intervenciones y los logros conseguidos. Explicó que "se puede trabajar como médico cooperante como medio de vida o como algo complementario" y animó a los estudiantes a iniciarse en ello.

Al igual que el resto de los participantes insistió en que "contar con las instituciones locales, es necesario para desarrollar la cooperación".

Pensamiento que también estuvo presente durante la intervención de la Dra. María Jesús Pinazo, quien expresó su convencimiento de que hay que cooperar mutuamente y trabajar en equipo mediante acciones conjuntas.

En su ponencia abordó el papel de las instituciones de salud locales en la investigación, diagnóstico y tratamiento de enfermedades endémicas  como es la enfermedad de Chagas en Bolivia que causa 10.000 muertes anuales y de la cual entre 75 y 90 millones de personas se encuentran en situación de riesgo.

La Dra. Pinazo "echó en falta ideas de investigación ligadas a la cooperación en las intervenciones de los estudiantes" y apostó por la Universidad como medio donde se deben iniciar investigaciones para los problemas detectados en los proyectos de cooperación".

La Fundación con esta iniciativa pretende favorecer que los estudiantes de medicina puedan tener un primer contacto con la realidad sanitaria de otros países y acceder a una formación integral y humana contada de la mano de profesionales médicos que trabajan en proyectos internacionales a través de organizaciones.