Dr. Garrote: "Nos sumamos a la reivindicación de MSF para que la asistencia sanitaria sea respetada en todos los contextos"

La Fundación de los Colegios Médicos para la Cooperación Internacional (FCOMCI) ha asistido a la concentración de Médicos Sin Fronteras (MSF) en homenaje al personal sanitario cooperante y los pacientes fallecidos y heridos tras el ataque realizado por el Ejército estadounidense contra el hospital de MSF en Kunduz (Afganistán). En la manifestación el Dr. Garrote, secretario de la fundación y de la OMC, ha expresado su máximo apoyo a la organización afirmando que "nos sumamos a la reivindicación de MSF para que la asistencia sanitaria sea respetada en todos los contextos"

La Fundación de los Colegios Médicos para la Cooperación Internacional (FCOMCI) ha asistido a la concentración de Médicos Sin Fronteras (MSF) en homenaje al personal sanitario y los pacientes fallecidos (30 muertos, entre ellos 13 compañeros de MSF; y al menos 37 heridos) tras el ataque realizado por el Ejército estadounidense contra el hospital de Médicos Sin Fronteras en Kunduz (Afganistán).

En la concentración, celebrada en la Plaza de Santa Ana de Madrid y de forma simultánea en 23 ciudades, intervinieron el director general de MSF,  Joan Tubau  y  la delegada de MSF en Madrid, Castilla La Mancha y Castilla y León,  Raquel González.. Asimismo, estuvieron presentes el secretario de la FCOMCI y Organización Médica Colegial (OMC), el Dr. Juan Manuel Garrote, el tesorero, el Dr. José María Rodríguez Vicente y la directora técnica, Yolanda López Bailón. Por parte, de MSF intervinieron

El Dr. Garrote manifestó su apoyo y afirmó que "esta casa apoya activamente a los profesionales humanitarios que trabajan en intervenciones humanitarias en contextos de guerra"

De hecho, desde la corporación se han firmado numerosos convenios al respecto, formando parte, desde el verano, del grupo de trabajo de Health Care in Danger del CICR en la Asociación Médica Mundial para la defensa del derecho internacional humanitario y la labor de los profesionales  sanitarios que trabajan en contextos de conflicto armado.

"Desde la OMC y la Fundación nos sumamos a este homenaje a las víctimas del ataque al hospital de Kunduz y a la reivindicación de que se respete la asistencia sanitaria en todos los contextos y el Derecho Internacional Humanitario y los Convenios de Ginebra" aseguró el Dr. Garrote quién expresó su máximo apoyo a una organización "amiga como es MSF".

El motivo de la concentración fue conmemorar a los  fallecidos y heridos, y concienciar sobre el futuro de la asistencia médica de las poblaciones atrapadas en conflictos.

Por su parte, el director general de MSF, Joan Tubau reivindicó "necesitamos saber que pasó y también reafirmar la protección que las Convenciones de Ginebra van a los hospitales, a los pacientes y al personal sanitario", ya que según manifestó "las guerras también tienen reglas que prohíben los ataques contra los civiles y contra quienes intentan llevarles asistencias en medio del horror".

En esta línea, denunció que "no podemos permitir que esté en juego la asistencia médica de los millones de personas que viven atrapados en conflictos en el mundo". Por ello insistió que "hemos venido aquí  para reclamar que la atención médica sea respetada en Afganistán, pero también en Siria o en Yemen, donde esta semana ha vuelto a arrasar hospitales y centros de salud".

Raquel González agradeció a los presentes la asistencia e incidió en la idea de abrir una investigación independiente.

La Fundación y la OMC  a la que pertenece, han manifestado en varias ocasiones, su repulsa a los ataques y su apoyo a la organización MSF en sus reivindicaciones. La causa de la organización es compartida, hasta el punto que recientemente, la Asamblea General de la Asociación Médica Mundial (AMM), ha aprobado una propuesta de la OMC en la que se exige que se abra una investigación independiente para depurar responsabilidades en el bombardeo al Hospital de Médicos Sin Fronteras en Afganistán.

La OMC, que ya había expresado su más enérgica repulsa cuando ocurrió el atentado, que calificó de "vergonzoso" e "indecente", presentó esta propuesta de resolución como moción urgente en el Consejo previo a la Asamblea General de la AMM, incluyéndola en el orden del día.

La OMC trabaja desde hace tiempo, a través de su Fundación para la Cooperación Internacional (FCOMCI), reivindicando el respeto del Derecho Internacional Humanitario y de los Convenios de Ginebra.

La fundación trabaja denunciando la vulneración del derecho internacional en relación a la seguridad de los civiles, pacientes y profesionales sanitarios en contextos complejos de conflicto armado y, consecuentemente, en la mejora de la asistencia sanitaria a los pacientes en los mismos.

A través de su adhesión a diversos grupos de trabajo -entre otros con la propia Asociación Médica Mundial - la Organización está trabajando con el fin de defender la labor del profesional sanitario humanitario en contextos de violencia, así como en denunciar ante la Comunidad Internacional, Gobiernos y Organismos Internacionales, entre otros, la vulneración del Derecho Internacional Humanitario del derecho a la asistencia sanitaria.

La propuesta de la OMC en la AMM, a la que posteriormente se sumó otra similar de la Asociación Médica de Sudáfrica, fue defendida por el presidente de la corporación, Dr. Juan José Rodríguez Sendín y aprobada, en un primer momento, sin el punto 4º en el que se exigía, precisamente, una investigación independiente y depuración de responsabilidades.