El Dr. Rodríguez Sendín pide a los Decanos que se retire de las Facultades la formación sin base científica

La Asamblea que la Conferencia Nacional de Decanos de Facultades de Medicina (CNDFM) celebró este fin de semana en Ciudad Real se centró en varios puntos como la amenaza de apertura de nuevas Facultades de Medicina la incorporación de profesorado clínico estable, el futuro del examen MIR y la ECOE. El presidente de la OMC, que participó en la inauguración en representación del Foro de la Profesión Médica, solicitó, ante los Decanos de Medicina, que se retire de las Facultades aquella formación que carezca de base científica

El presidente de la OMC, Dr. Juan José Rodríguez Sendín, en nombre del Foro de la Profesión Médica participó en el acto inaugural, celebrado en el Campus de Ciudad Real, junto con el presidente de la Conferencia Nacional de Decanos de Facultades de Medicina, Dr. Ricardo Rigual; el rector de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), Miguel Ángel Collado; la alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora; y el decano de la Facultad de Medicina, Juan Emilio Felíu. También se contó con la presencia, entre otros, del presidente del Colegio de Médicos de Ciudad Real, Dr. José Molina.
 
El presidente de la OMC, Dr. Rodríguez Sendín, solicitó, ante los decanos, que se aparte de las Facultades “la formación que no tengan base científica y que no tienen lógica científica. "No podemos tener en las Facultades de Medicina -subrayó- formación con contenidos sin ninguna lógica científica”,.
 
Instó, además, a que no se creen más Facultades de Medicina “sólo por cubrir expectativas económicas”. Además, criticó que se licencien médicos y después no tengan una plaza disponible para formación postgraduada, “no se puede hacer trampa a su costa, después de estar, además, un año preparando un examen que, en realidad, para lo que debería servir es para elegir plaza. “No tiene sentido tenerles un año en esas condiciones”, subrayó.
 
En otro momento de su intervención, se refirió al reciente Estudio sobre la situación laboral, de la OMC, destacando que uno de cada tres médicos que trabajan en España está en situación de empleo muy precario. Además, un 30 por ciento de esos médicos con empleo precario acumulan una media de 7 contratos diferentes al año. “Nos preocupa extremadamente esta situación” aseguró, e instó a que se revise urgentemente, porque, como remarcó, “en esas condiciones ni se puede hacer buena medicina, ni se puede conocer adecuadamente al enfermo, ni aplicar ese gran valor, sobre todo en A.P., como es la relación médico-paciente”. 
 
También aludió a la necesidad que tiene España de generar investigación básica, lamentando la situación y la fuga de cerebros, “que acaban al servicio de otros países”. “Invertir en investigación, a su juicio, “es clave para España y en ello hay que insistir”, sobre todo, teniendo en cuenta “medicamentos que tienen una gran importancia sociosanitaria”. Animo, en este sentido,  a realizar un esfuerzo. 
 
El incremento del gasto farmacéutico y la falta de control sobre patentes, la importancia de la gestión clínica, y la delimitación de competencias entre las profesiones sanitarias, fueron otros de los temas abordados por el presidente de la OMC durante su intervención.
 
El presidente de la Conferencia Nacional de Decanos, Dr. Ricardo Rigual, se centró en la amenaza de apertura de nuevas facultades de Medicina”, reiterando así el rechazo de la organización que encabeza a la puesta en marcha de nuevos centros; y el mantenimiento de numerus clausus en el acceso a los estudios de Grado. En este sentido, indicó que ambas cuestiones “encuentran su justificación más directa en la tendencia a la baja de la oferta de plazas de formación especializada médica, MIR, que no cubre la demanda de aspirantes”. “La etapa de los estudios de grado y de MIR forman un continuo formativo. Si éste se ve bloqueado porque al MIR no pueden acceder todos los estudiantes de Grado que llegan, eso justifica los numerus clausus y, por tanto, el no abrir más facultades”, dijo.
 
El rector Miguel Ángel Collado, que descartó, por su parte, la apertura de una nueva Facultad de Medicina en la región, quiso compartir con los asistentes las preocupaciones comunes en torno al profesorado que, “para nosotros es una prioridad”, o sobre la investigación, “es necesario invertir más en este sentido, debemos apoyar la investigación que realizan los investigadores de la Universidad, pero también la que realizan los facultativos; sin investigación no podemos avanzar”.
 
Durante la Asamblea se analizaron, entre otros temas las características que debe tener el examen de Médico Interno Residente (MIR) dentro del denominado ‘continuo educativo’ y la puesta en marcha a nivel nacional de una prueba de Evaluación Clínica Objetiva y Estructura (ECOE) homologada por la Conferencia Nacional de Decanos de Facultades de Medicina que evalúe las habilidades clínicas de los graduados en Medicina.
 
Esta Asamblea que acogió el Campus de Ciudad Real es la primera de las dos reuniones que anualmente celebra la Conferencia Nacional de Decanos de Facultades de Medicina, organización a la que pertenecen las 40 facultades de Medicina -públicas y privadas- que hay en España y que tiene como principal objetivo lograr la excelencia en la educación de los médicos titulados.