Presidente OMC: “El peso del material escolar de los niños es improcedente, excesivo y no justificado”

Versión para impresiónVersión para impresiónEnviar por MailEnviar por Mail

La Organización Médica Colegial (OMC) y la Fundación Kovacs han presentado la XIV edición de la Campaña de Prevención del Dolor de Espalda entre los Escolares Españoles bajo el lema “Muévete para que no te duela” en la que se incide en la importancia de realizar actividad física para prevenir futuros dolores de espalda y se cuestiona el excesivo peso de material escolar que llevan los niños en su mochila en una época en la que predomina el soporte digital

 medicosypacientes.com/ S.G.


“Es necesario reducir el peso del material escolar de los niños, que es improcedente, excesivo y no justificado”, según manifestó el presidente la Organización Médica Colegial (OMC), Dr. Juan José Rodríguez Sendín, durante la presentación de la campaña en la sede de la corporación médica, junto al Dr. Francisco Kovacs, Director de la Red Española de Investigadores en Dolencias de la Espalda (REIDE) y de la Unidad de la Espalda Kovacs del Hospital Universitario Moncloa.
 
Ambos doctores alertaron también del incremento de los hábitos sedentarios entre los escolares españoles e incidieron en la importancia de la práctica continuada de la actividad física para prevenir futuras dolencias de espalda, teniendo en cuesta estudios científicos que demuestran que la actividad física en la infancia es necesaria incluso para que la columna vertebral adquiera su forma definitiva.
 
Además, realizar ejercicio físico de forma habitual reduce el riesgo de padecer dolencias de espalda y aumenta la probabilidad de que, si aparece dolor, sea más breve e interfiera menos en las actividades cotidianas.  
 
Sin embargo, hoy día, las principales opciones de ocio entre niños y adolescentes son pasivas y no resultan beneficiosas ni para su salud en general ni para su espalda. Jugar con videojuegos en diferentes dispositivos (móviles –según la encuesta Niños y videojuegos 2015 de NPD Group, dedican 6 horas semanales de media a jugar con el móvil-;  tablets y ordenadores) o ver la televisión, está generalizándose en detrimento del ejercicio, el deporte y los juegos tradicionales, que sí implican actividad física.
 
Y además de inculcar hábitos de ocio poco saludables, los divertimentos pasivos dificultan desarrollar la musculatura, lo que aumenta el riesgo de padecer dolores de la espalda a corto y largo plazo; un estudio científico que siguió durante 25 años a una amplia cohorte de adolescentes demostró que aquéllos que padecen dolor de espalda en su juventud tienen mayor riesgo de padecerlo de forma crónica cuando son adultos. 
 
El informe anual del Sistema Nacional de Salud en 2015 refleja que el 12,1% de los niños de menos de 14 años es sedentario, y no realiza ninguna actividad física en su tiempo de ocio. De hecho, la incidencia de las dolencias de la espalda aumenta a partir de los 10 años, y el 51% de los chicos y el 69% de las chicas de entre 13 y 15 años ya lo han padecido.
 
En la presentación de la campaña, el Dr. Rodríguez Sendín incidió también en la necesidad de un mobiliario escolar adaptado a la edad y a la estatura de los niños.  “Pretender sentar –afirmó- a todos los niños en el mismo tamaño de sillas aumenta los dolores de espalda”. En su opinión, serían necesarias sillas ajustables y dijo que la fórmula para lograrlo es que los padres insistan en esta demanda a las autoridades escolares. 
 
Sobre la importancia de la actividad física, insistió en que no solo es fundamental como alternativa al sedentarismo y como medida de prevención para futuras dolencias, sino que “la falta de ejercicio –aseguró- deriva, en muchos casos, en un aumento de ansiedad y a la ingesta excesiva de alimentos con calorías, lo que provoca obesidad en un futuro”. 
 
Defendió la necesidad de que los niños realicen, al menos, dos veces por semana una actividad física e insistió en que ello es responsabilidad directa de los padres, independientemente de las políticas de educación. “El volumen del material escolar y el mobiliario –dijo- dependen de terceros, sin embargo, es responsabilidad de los padres que los niños hagan ejercicio físico y no pasen las horas frente al televisor” y añadió que “los errores que comenten otros no sirven de disculpa para evitar hacer lo que tenemos que hacer”.
 
También hizo hincapié en la importancia de desterrar falsas creencias sobre la recomendación de reposo en cama ante una dolencia muscular. “Durante muchos años los médicos cometimos el error de recomendar reposo en cama, pero estudios científicos han demostrado que un mayor grado de actividad de la musculatura, siempre que el dolor lo permita, es más eficaz”, puntualizó. 
 
En la misma línea, el Dr. Kovacs, ha señaló que está demostrado científicamente que la medida más eficaz para prevenir las dolencias de la espalda es el ejercicio físico, que ayuda a “desarrollar una musculatura potente, resistente y coordinada que protege al resto de las estructuras de la columna vertebral y reduce la carga que soporta”.
 
Según el Dr. Kovacs, “los niños deben practicar el deporte que les guste de forma continuada, para fortalecer los músculos de su espalda y prevenir dolencias futuras”.
 
Sobre el peso del material escolar, cuestionó que los niños sigan llevando libros en papel en plena era digital en la que estamos acostumbrados a manejar el soporte electrónico. “Es intolerable la cantidad de libros que llevan los niños, el peso y el coste, sumado a un mobiliario que no se adapta a sus necesidades y el desinterés por parte de los padres de la patria por tomar medidas para ello”, afirmó el Dr. Kovacs quien añadió que esa “falta de interés se debe porque económicamente no resulta rentable”.
 
Ante ello, pidió la colaboración de los medios de comunicación para hacer llegar estos mensajes y denunciar la situación. “Tenemos que concienciar a los ciudadanos y desterrar falsas creencias y, para ello, los medios de comunicación son fundamentales, ante el desinterés y las decisiones de los políticos”.
 
El Tebeo de la Espalda; una campaña de prevención demostradamente efectiva
 
Esta campaña de prevención entre los escolares españoles en edades comprendidas entre los 8 y 12 años ha demostrado científicamente ser efectiva.  Incluye una nueva edición del Tebeo de la Espalda, que enseña y facilita a los escolares los conocimientos fundamentales para la salud de la espalda y sus principales medidas de prevención. 
 
El Tebeo ha sido realizado por el ilustrador Adolfo Arranz, con viñetas atractivas y de fácil comprensión. Puede ser descargado gratuitamente desde la Web de la Espalda, desde la que 27.517 internautas descargaron la edición de 2015, y desde la web de la Organización Médica Colegial (www.cgcom.es). 
 
Entre las recomendaciones recogidas en el Tebeo de la Espalda se destacan las siguientes: 
 
Reducir el peso del material escolar. Se recomienda que no supere el 10% del peso corporal, aunque es frecuente que supere el 30%. Instalar taquillas en los colegios, fraccionar los libros por volúmenes o generalizar la enseñanza en soportes electrónicos ayudaría a conseguir ese objetivo. 
 
Transportar correctamente el material escolar. Los especialistas recomiendan el uso de mochilas con ruedas. En caso contrario, el niño debe llevar la mochila relativamente baja, en la zona lumbar, tan cerca del cuerpo como sea posible y sujeta a la cintura para evitar que se bambolee. 
 
Mobiliario escolar adecuado. Los estudios científicos han demostrado que el dolor de cuello y espalda es más frecuente cuando se obliga a los adolescentes a usar un mobiliario no ajustado a su altura. Lo óptimo es que en las edades puberales, en las que hay grandes variaciones en la estatura de los alumnos de la misma edad, las sillas sean de altura regulable. Además, es recomendable cambiar de postura frecuentemente y levantarse cada 45-60 minutos (aunque sólo sea para dar unos pasos). 
 
Ejercicio y deporte continuado desde edades tempranas. La práctica de ejercicio, dos veces por semana como mínimo, inculca hábitos saludables de por vida, desarrolla la fuerza y la coordinación muscular del alumno; y aumenta la resistencia de la columna vertebral a las cargas excesivas. 
 
Evitar el reposo en cama. En caso de padecer dolor de espalda, no se debe reposar en la cama porque éste facilita la prolongación del dolor y su posible reaparición en el futuro.  Si el dolor obliga puntualmente a estar tumbado, debe ser lo más breve posible; a partir de 48 horas de reposo mantenido se pierde fuerza y tono muscular.