Dra. María Castellano: “La mayor recompensa de nuestro trabajo es aquello en lo que nos convierte”

La Dra. María Castellano recibió la Medalla de Honor del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) en el acto de clausura del Centenario de la Fundación para la Protección Social de la Organización Médica Colegial (FPSOMC) celebrado en la Sala Ernest Lluch del Congreso de los Diputados. La Dra Castellano representa la ejemplaridad en la dedicación y ejercicio de la Medicina desde todas responsabilidades que ha venido desempeñando. También se hizo entrega de las medallas de la Fundación y del Libro del Centenario a los anteriores presidentes de la FPSOMC


Madrid  medicosypacientes.com / T.A. / R.M.P.

La Dra. Castellano expresó su agradecimiento por el reconocimiento recibido en un acto en que estuvo acompañada de su hija, la Dra. Carmen Sánchez, geriatra, y de sus nietas Paula y Celia, y en el que ofreció su testimonio como beneficiaria de la Fundación de Protección Social de la OMC. Relató cómo, tras perder a su marido en un accidente de tráfico, tuvo que hacerse cargo, con 46 años, de sus tres hijos.  Afirmó que los compañeros del Colegio de Zaragoza “con un abrazo, me dijeron: aquí estamos a tu lado para lo que necesites. Ahora somos tu familia” y aseguró que siempre tuvo el apoyo de la Fundación, no solo de las ayudas económicas, sino también “su cariño y compañía”.   

Tras expresar su orgullo de pertenecer a la profesión médica y haber podido ejercerla durante 45 años, dijo que “la mayor recompensa de nuestro trabajo no es lo que nos pagan por él, sino aquello en lo que nos convierte” y aseguró que el ejercicio de la medicina “me ha hecho sentir una persona que ha participado de las vivencias de muchas otras, descargándolas de preocupación, dolor, sufrimiento y también alegrías y satisfacciones, lo que me ha proporcionado una vida plena en la que cada día ha merecido ser vivido”. 

Recordó a sus maestros, a sus padres quienes “aceptaron el cambio social que significaba la posibilidad de que, en los años 60, una mujer pudiera estudiar Medicina lejos de la protección de la familia”; a su marido el Dr. Amadeo Sánchez Blanque, a los estudiantes de 45 promociones a los que ha formado y a los compañeros de los colegios de los que ha formado parte, Zaragoza, Granada y Jaén, así como a la OMC y a sus presidentes, los doctores Serafin Romero y Rodriguez Sendin.  En sus palabras, puso especial énfasis en la defensa de los colegios como “la casa de todos”, “donde encontramos las referencias que allanan las dificultades de una profesión tan comprometida como la nuestra”, destacando la labor que hacen para proteger el prestigio de la profesión, de los profesionales y en beneficio del paciente.
 
Resaltó “nuestra propia autorregulación, y el control del ejercicio legal de la medicina; la seguridad que nos da el Código de Deontología Médica con normas claras y precisas cuyo seguimiento nos protege de errores y equivocaciones”, y el aspecto más humano de “la solidaridad y la ayuda para aquellos colegiados y sus familias cuando estos lo necesitan o fallecen”. La Dra. María Castellano, vocal de la Comisión Central de Deontología de la Organización Médica Colegial durante ocho años, fue la primera mujer catedrática en una Facultad de Medicina en España con sólo 32 años, primera mujer en ser miembro del Comité Científico de la Academia Internacional de Medicina Legal, primera mujer en presidir un Congreso Internacional de Medicina Legal en Zaragoza en 1992 y primera mujer en ingresar en la Academia de Medicina de Zaragoza y es Académica de Número de la Real Academia Nacional de Medicina desde mayo de 2012, entre otros méritos.  
Respecto al abordaje de la violencia de género fue una de las primeras personas que se enfrentó en España a este problema. Son muchos los hogares andaluces que ha visitado, muchos los agresores que ha estudiado, muchas las victimas que ha asistido y muchos los conflictos que ha resuelto.
 
Dejó su Jaén natal para licenciarse y doctorarse en Medicina en Granada, y tuvo su primer trabajo como Médico Forense en Alcalá la Real en 1978. Cuando accedió a la cátedra de Medicina Legal de Zaragoza, siendo la primera mujer que obtenía una cátedra en facultades de Medicina en España, tuvo que dejar Andalucía permaneciendo allí 17 años. Cuando en 1997 se le ofreció la oportunidad de volver a Granada para seguir con sus trabajos en violencia familiar, creó la ‘Unidad de valoración Médico-Forense de violencia familiar’, que apoyada en un proyecto de investigación le permitió explorar a las familias en las que la mujer había puesto denuncia por maltrato. 
 
Desde entonces defendía que era necesario valorar a la mujer y a su situación de daño psicofísico, pero que también era imprescindible explorar al agresor para conocer sus patologías, sus actitudes hacia la mujer y el conflicto familiar, esta era la mejor forma de evaluar el riesgo que este hombre representaba para la integridad y la vida de la mujer.
 
Reconocimientos a los expresidentes de la FPSOMC
 
En el acto celebrado en el Congreso de los Diputados, también se hizo entrega de las medallas de la Fundación y del Libro del Centenario a los anteriores presidentes de la Fundación para la Protección Social de la Organización Médica Colegial (FPSOMC).
 
El Dr. Ramiro Rivera López, médico cirujano cardiovascular, fue presidente de la OMC entre 1982 y 1986. Llevó una profunda reorganización de la corporación, creó sindicatos profesionales al servicio de los intereses económicos y laborales de los médicos; desarrolló un Departamento de Comunicación e hizo que los cuadros de la OMC se estrenaran en la organización de asambleas, y para sus intervenciones públicas en radio y televisión. 
 
El Dr. Alberto Berger Sánchez, médico cirujano, en la OMC fue vocal nacional de Hospitales, vicepresidente del CGCOM y presidente de la OMC entre 1988 y 1990. También fue presidente del Comité Permanente de las Organizaciones Médicas Europeas en la Unión Europea, por elección de la OMC en 1989. Fue miembro del Comité Consultivo para la Formación Médica de la UE (1987-1993).  
 
El Dr. Guillermo Sierra Arredondo, médico traumatólogo, fue presidente de la OMC entre 2001 y 2005. También fue vicesecretario entre 1989 y 2001. Durante su mandato se cerró el Colegio Duque de Infantado para huérfanos e hijos de médicos de Guadalajara y se comienzan las obras de transformación del Colegio en Residencia de Mayores Siglo XXI Dr. Sacristán. 
 
El Dr. Ignacio Siguero Zurdo, oftalmólogo, fue presidente de la OMC entre 2005 y 2009. Entre 1980 y 1990 fue secretario general de la Sociedad Oftalmológica de Andalucía y Extremadura. Fue presidente del Colegio de Médicos de Sevilla entre 1994 y 2005, y del Consejo Andaluz de Médicos entre 1998 y 2004.
 
El Dr. Juan José Rodríguez Sendín, médico de familia, fue presidente de la OMC entre 2009 y 2017, tras una larga trayectoria en los órganos colegiales. Bajo su mandato se potenció el catálogo de las prestaciones de la FPSOMC, así como el desarrollo del Certamen Iberoamericano de las Artes y las Letras, que desde 2015 ha sido transformado en el Premio de Novela ‘Albert Jovell’. En su etapa al frente de la OMC,  ha quedado reflejada su labor en defensa del profesionalismo médico y los valores deontológicos que representa y por su defensa del modelo de asistencia sanitaria pública universal que atiende a todos por igual. 

Pie de foto: Dr. Rodríguez Sendín, Dr. Sierra, Dr. Rivera, Dra. Castellano, Dr. Siguero y Dr. Berguer.

Álbum de la Clausura del Centenario de la FPSOMC