El CGCOM celebra su Asamblea General en el Hospital Central de la Defensa Gómez Ulla

El CGCOM celebró el pasado sábado su Asamblea General en el Hospital Central de la Defensa Gómez Ulla, coincidiendo con la festividad de la patrona del cuerpo, la Virgen del Perpetuo Socorro, y en base a la labor que desarrollan los profesionales de la Sanidad Militar y la cooperación con la corporación médica

Madrid  medicosypacientes.com

La Comisión Permanente del CGCOM, presidida por el Dr. Serafin Romero, junto con los presidentes de los 52 Colegios de Médicos de España, fueron recibidos por las autoridades militares a su llegada al Hospital Central de la Defensa Gómez Ulla, para la celebración de la Asamblea General el pasado sábado.
 
El Dr. Manuel Cesáreo López Perales, Subinspector Médico de Apoyo Sanitario y Pericial, fue el encargado de dar la bienvenida a los representantes de las corporaciones médicas, en un acto presidido, por parte del CGCOM, por el Dr. Romero, presidente; Dr. Tomás Cobo, vicepresidente 1º, y Dr. José María Rodríguez Vicente, secretario general, y por parte del cuerpo de la Sanidad Militar, además del Subinspector López Perales, por el Dr. Carlos Agudo Mayorga, general Subinspector Veterinario. 
 
El presidente del CGCOM agradeció al Subinspector López Perales su colaboración para la realización de la Asamblea General en el Hospital Central de la Defensa y le hizo entrega de una placa como muestra de reconocimiento a su labor para llevarla a cabo en las instalaciones de la Defensa, hospital que atiende a pacientes ininterrumpidamente desde 1896. 
 
Actualmente, el Hospital Central de la Defensa Gómez Ulla presta atención a los miembros y fuerzas de Seguridad del Estado, a diferentes funcionarios y a ciudadanos en general como parte de la red de hospitales del Servicio Madrileño de Salud. En sus instalaciones cuenta, desde 2015, con una Unidad de Aislamiento de Alto Nivel para tratar enfermedades infecciosas como el Ébola. 
 
El Dr. Serafín Romero reiteró su agradecimiento por la acogida a la Asamblea General en "la casa de la Sanidad Militar", en un acto que, como señaló, "permite al CGCOM reafirmarse en un compromiso con esta parte de la Sanidad española, que se distingue por su trabajo constante por nuetro país, por sus ciudadanos y por la profesión médica".


La Sanidad Militar, en la vanguardia de la Medicina 

Tras el reconocimiento, el Subinspector Médico de Apoyo Sanitario Pericial, Dr. Manuel Cesáreo López Perales, hizo una exposición pormenorizada e histórica de la Sanidad Militar, cuya misión fundamental es prestar apoyo sanitario en las operaciones de la Fuerzas Armadas -muchas de ellas misiones de Paz- con el fin de garantizar la salud de sus miembros, su recuperación y evacuación, en caso necesario. Un cuerpo que está formado por 6 especialidades: medicina, farmacia, veterinaria, enfermería, odontología y psicología. 
 
Tras señalar que la medicina ha acompañado desde siembre a las batallas, hizo un recorrido histórico desde la asistencia sanitaria de la Armada Española a comienzos del Siglo XIV al establecimiento de un Servicio de Sanidad Militar en los ejércitos terrestres que establecieron los Reyes Católicos y que concluyó con el Reglamento para el régimen y gobierno del Cuerpo de Sanidad Militar de 1853, durante el reinado de Isabel II, que contiene el germen de la actual organización del cuerpo.
 
Resaltó las aportaciones de la Sanidad Militar al campo de la medicina y la investigación, siempre en la vanguardia de las técnicas y tecnologías. Habló del primer hospital de campaña utilizado en 1476 en la batalla de Toro contra Juana de Castilla, conocida como la Beltraneja; del primer gran hospital militar  inaugurado en La Habana (Cuba) en 1897  para atender a los militares herido y afectados de fiebre amarilla, disentería, cólera, paludismo o tuberculosis que fueron las que causaron más bajas; del sistema de conservación de la sangre para trasladarla al frente de batalla en la guerra del 36 en neveras eléctricas y los camiones; y del método oclusivo para fracturas abiertas, creado por los doctores Bastos y Trueta i Raspall, durante la Guerra Civil española y depurado tras la Segunda Guerra Mundial, que evitó infinidad de amputaciones y muertes debidas a las septicemias producidas por heridas de guerra, método que se sigue utilizando.
 
Hoy, la Sanidad Militar es un referente en nuevas tecnologías, en especial, la Telemedicina, robótica y nuevos procedimientos. Participa en más de 10 misiones de Paz en todo el mundo, así como en emergencias nacionales, en colaboración con otras formaciones sanitarias civiles y militares como la Unidad Militar de Emergencias (UME), Cruz Roja o Protección Civil y Emergencias. 
 
Para la Sanidad Militar, el compromiso, la excelencia, la generosidad y la abnegación son las señas de identidad de un cuerpo al que el honor y el deber militar obligan a no abandonar y atender siempre al herido. Y que tiene como retos la adaptación a las amenazas del terrorismo, de las armas nucleares, radiológicas, biológicas y químicas, así como el manejo de las crisis humanitarias.
 
Visita de la Asamblea General al Museo Militar
 
Una vez finalizada la Asamblea, los miembros de la Asamblea General del Consejo General de Colegios de Médicos (CGCOM) visitaron la colección museográfica de Sanidad Militar del Hospital Central de la Defensa Gómez Ulla que contiene piezas del material sanitario de campaña del cuerpo militar de Sanidad
 
En 23 salas de un pabellón singular construido en 1890 y bien conservado, los representantes de la Asamblea pudieron contemplar los fondos históricos del Cuerpo Militar de Sanidad, incluidos los recuerdos de personajes e instituciones, los archivos bibliográfico y documental, y el material sanitario histórico, tanto el específicamente militar como el general.
 
Dentro del material sanitario de campaña se muestra, de forma escalonada y como piezas singulares, el material preventivo, el material asistencial de pequeñas unidades, el material de evacuación, el material asistencial de grandes unidades y el material asistencial hospitalario específicamente militar.
El material sanitario general, de Medicina, Farmacia y Veterinaria se presenta en salas dedicadas a instrumentos quirúrgicos, médicos, de laboratorio y radiológicos. Otra sala conserva el material no sanitario hospitalario.Las primeras iniciativas para la creación de la Colección museográfica de Sanidad Militar surgen en 1856 en el Hospital Militar del Seminario de Nobles, primer Hospital Militar de la plaza de Madrid.
 
Con un objetivo estrictamente docente, comenzó siendo un Gabinete Anatómico que llegó a atesorar una riquísima colección de piezas que, por la mano de un artista, eran la reproducción fiel de piezas de anatomía humana normal o patológica, lo que constituía un excelente medio de enseñanza práctica. 
 
Bajo la dirección de Cesáreo Fernández Losada, Subinspector de 2ª Clase del Cuerpo de Sanidad Militar y con Enrique Zofio como escultor-pintor, en 1884 tenía catalogadas 1.036 piezas elaboradas con cartón-piedra, escayola, pasta cerámica y cera, además de algunas piezas naturales. Sus colecciones siguieron creciendo hasta el incendio del Hospital en 1889 y la consiguiente pérdida de parte de sus piezas. Las que se salvaron fueron trasladadas al nuevo Hospital Militar de Madrid-Carabanchel que comenzó a ocuparse en 1896.
 
Por Real Orden circular de 16 de octubre de 1900, se crea el Museo del Cuerpo de Sanidad Militar con las secciones de Historia, Anatomía-Patológica, de Higiene y de Material Sanitario y, por la Real Orden circular de 15 de febrero de 1902 se aprueba el Reglamento de dicho Museo.
 
Ha tenido diferentes ubicaciones y dependencias, pero desde 1996 se encuentra en el Pabellón Histórico del Hospital Central de la Defensa Gómez Ulla, único pabellón que queda del antiguo Hospital, y desde 2008, está adscrito a la Inspección General de Sanidad de la Defensa.