Dr. Romero: “La relación médico-paciente es un 'espacio mágico' que hay que preservar”

El Dr. Serafín Romero, presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM), destacó durante la presentación del ‘Manual de la Relación Médico-Paciente’ que “es un espacio mágico” y explicó la necesidad de “preservar la relación médico-paciente, porque a pesar de las oportunidades que representan los cambios, también conllevan peligros”


Madridmedicosypacientes.com / Ricardo M. Platel

El Dr. Romero detalló que el proyecto nació hace dos años a raíz de la iniciativa “de un médico ilusionado, como es el Dr. Patricio Martínez” para promover que la relación médico-paciente sea considerada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, iniciativa que tuvo una gran acogida en el seno del Foro de la Profesión Médica. 

Participaron en la presentación, además del Dr. Romero, el Dr. Gabriel del Pozo, vicesecretario General de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM); el Dr. Pablo Lara, presidente de la Conferencia Nacional de Decanos de Facultades de Medicina (CNDFM); Laura Martínez, presidenta del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM); el Dr. Patricio Martínez, coordinador de la publicación;  y el Dr. Enrique de Porres, CEO de ASISA. 

El presidente del CGCOM subrayó las 110 adhesiones que ha tenido el proyecto, desde el sector sanitario y desde el ámbito civil, la última de ellas del Ayuntamiento de Zamora, y señaló la “importancia de que las comunidades autónomas den un paso al frente en este sentido”. 

Reconoció el compromiso de la profesión médica a nivel mundial con esta iniciativa, a través de CONFEMEL, y el debate en el seno de la Asociación Médica Mundial de una declaración sobre la relación médico-paciente a propuesta de España y Portugal. El próximo año el CGCOM cumple 100 años y la Asamblea de la AMM se celebrará en Córdoba en octubre, por lo que El Dr. Romero señaló que “no hay mejor escenario para su aprobación”.   

El Dr. Gabriel del Pozo, vicesecretario General de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), hizo hincapié en que “se trata de un proyecto que abarca a toda la profesión”. La relación médico-paciente “es la base, el eje, de cualquier acto médico, porque en Medicina podrá evolucionar todo lo que sea tecnológico, pero siempre será la piedra angular”.  También animó a posicionar esta idea en la sociedad para lo que “resulta fundamental el empuje de todos”. 

El Dr. Patricio Martínez, coordinador de la publicación, citó a Maimónides para expresar “lo trascendente de la confianza del paciente con el médico, en su arte, para seguir sus consejos y poder ampliar sus conocimientos”. Destacó que el germen de la iniciativa surgió hace dos años y resaltó que “este manual viene para convertirse en referencia de jóvenes estudiantes de Medicina, y de todos los médicos y pacientes”.  

Añadió que el manual “expresa la riqueza de la relación médico-paciente, siendo necesario que nos hagamos conscientes de las circunstancias que amenazan esta relación, de índole política, social, económica, industrial y de la propia Medicina”. 

El coordinador de la obra explicó que “a lo largo de la historia la relación médico-paciente ha ido surgiendo una conciencia progresiva de la necesidad de mantener algunos rasgos fundamentales en la comunicación entre médico y paciente, como puede ser la confianza y el respeto mutuo y la veracidad”. 

El Dr. Pablo Lara, presidente de la Conferencia Nacional de Decanos de Facultades de Medicina (CNDFM), incidió también que “la esencia de la Medicina es la relación médico-paciente, porque todo gira alrededor de ella y es lo que nos gustaría enseñar a los estudiantes en las facultades”.

Puso de manifiesto que hay 40.000 médicos que participan en la docencia del grado, “la mayoría de ellos haciendo una actividad asistencial cuidando de sus pacientes y al mismo tiempo preocupados por mejorar la formación de los estudiantes, y es por ello que debemos tratar de que esta esencia impregne las estructuras”.  

Respecto a la relación del médico estudiante con el paciente recordó la trascendencia de que esté presente en el "continuum" formativo y pensar en “ser capaces de dedicar el tiempo suficiente a estudiar esa esencia”. 

Laura Martínez, presidenta del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM), expuso que “los estudiantes de Medicina están concienciados de que no es lo mismo ser un buen médico que un médico bueno”. Aludió al avance tecnológico al que ha asistido la profesión en el último siglo, que “ha condicionado un cambio en la mirada de la Medicina, pasando a ver enfermedades, y no tanto a las personas”.

La presidenta del CEEM hizo hincapié en que la Medicina es asistencia y formación y lamentó que en las facultades se ha instalado un modelo menos humanizado que se ha ido perpetuando. Por eso, se mostró partidaria de que los cambios se introduzcan en el grado de forma inmediata, porque no perciben la perspectiva más humanizada, de la que se habla, en las aulas.   

Comentó que, aunque se están introduciendo aspectos bioéticos, la potenciación y desarrollo de las habilidades en humanización de la Medicina “no deben ser algo puntual o vertical, sino continuo y transversal”. 

El Dr. Enrique de Porres, CEO de ASISA, aseguró que el patrocinio de la obra “no ha sido algo casual, ni una estrategia de marketing, sino que se debe al compromiso con los pacientes”. 

Por este motivo, se mostró de acuerdo con la idea de “hacer de la relación médico-paciente un hito, porque es un proyecto ilusionante para todos los que hemos elegido esta profesión desde un punto de vista vocacional”.