Prácticas biológicas.

Basados en malas concepciones sobre “lo natural” y mitos fruto de la tergiversación o mala interpretación de fenómenos bioquímicos, existe todo un repertorio de propuestas pseudocientíficas de gran popularidad y alta peligrosidad, de las cuales destacamos la siguiente selección:
 

  • MEDICINA ORTOMOLECULAR: Recomienda el consumo de grandes cantidades de biomoléculas (generalmente, vitaminas) para tratar cualquier enfermedad. De bastante prestigio por haber sido propuesta por el Nobel de Química Linus Pauling, actualmente no cuenta con evidencia alguna, considerándose no solo inefectiva, sino perjudicial en ocasiones. Destacamos el caso de la muerte de Mario Rodríguez, joven de 21 años que abandonó el tratamiento de quimioterapia para su leucemia por someterse a los cantos de sirena de un pseudomédico. http://www.apetp.com/index.php/medicina-ortomolecular-nutricion-ortomolecular-o-terapia-de-las-megavitaminas/

  • MMS: el Miracle Mineral Solution (Suplemento Mineral Milagroso, conocida como CDS o DMSO en otras presentaciones) es una disolución al 28% de clorito de sodio (NaClO2) a la que se le atribuye la capacidad de curar la malaria, diabetes, autismo, cáncer, hepatitis y el sida, entre otras enfermedades. Se trata de un agente tóxico de tipo lejía que se emplea como agente blanqueante en la industria textil y para la fabricación de papel. Sus vendedores sostienen que hay que activarlo con un ácido débil, como podría ser el zumo de limón, cosa que no hace más que aumentar su peligrosidad, ya que tras ese procedimiento se convierte en un oxidante que, de hecho, se usa como desinfectante industrial.
    La literatura científica recoge casos de intoxicación por esta sustancia (con alguna víctima mortal) mientras que su efectividad no ha podido ser reproducida en condiciones controladas. De muy amplia difusión en España por personajes como Pàmies, su uso como medicamento está prohibido en España y su propia difusión está calificada como ilegal. http://www.apetp.com/index.php/mms/

  • OZONOTERAPIA: Consistente en insuflar ozono en forma gaseosa en heridas o el interior del paciente (habitualmente por vía rectal), se llegan a recomendar en centros hospitalizados incluso para tratar cáncer, sida, parálisis y enfermedades neurodegenerativas. La evidencia no muestra validez alguna, y sí reporta daños graves en pulmones y toxicidad en general. http://www.apetp.com/index.php/ozonoterapia/

  • DIETA ALCALINA: sostiene que los alimentos ingeridos pueden alterar la acidez o alcalinidad de nuestro organismo (el pH), influyendo en nuestra salud. Según esta dieta, los alimentos se clasifican en acidificantes o alcalinizantes en función de los “residuos” que dejan al metabolizarse. Estos residuos influirían en nuestro pH, especialmente en el de nuestra sangre, y tendrían un impacto directo en nuestra salud, bajo la creencia de que las células sanas crecen y viven en entornos alcalinos. No hay ninguna evidencia de que esto sea cierto, sino más bien todo lo contrario: que la “alcalinidad” corresponda a “salud” es una generalidad que no es real, ya que el pH varía mucho de un órgano a otro en nuestro cuerpo. http://www.apetp.com/index.php/dieta-alcalina/

  • TRATAMIENTOS "DETOX": Consiste en la aportación de brebajes y enemas destinados a “purificar” preventivamente las toxinas que, según sus seguidores, se almacenan en el sistema digestivo o linfático. En ocasiones se usan dispositivos fraudulentos como el mostrado aquí: http://www.emol.com/noticias/Tendencias/2013/02/26/738516/Detox-la-maquina-que-desintoxica-y-pone-a-punto-el-cuerpo.html. No solo son inservibles para los propósitos propuestos (dado que el sistema excretor se encarga, en una persona sana, de dicha tarea), sino que los reportes de damnificados indican la propensión a estropear la flora intestinal (reforzando en ocasiones su uso para tratar de corregir las molestias intestinales que achacan a la mala eliminación de “tóxicos”).
    http://www.publico.es/ciencias/dietas-detox-mito-alimentos-depurativos.html

  • TERAPIA QUELANTE: Bajo el supuesto de que ciertas enfermedades como las cardiovasculares, el cáncer o el autismo son producto de la acumulación de metales pesados u otro tipo de sustancias, se inoculan productos quelantes, causando potencialmente la muerte por colapsos renales o bajadas letales de calcio en sangre. http://www.apetp.com/index.php/terapia-quelante/