"Problemas comunes, acciones conjuntas"

Nuestra reciente visita a Madrid y al VII Congreso del PAIME (Programa Atención Integral al Médico Enfermo) en Palma de Mallorca nos ha servido para acrecentar nuestro conocimiento sobre la OMC (Organización Médica Colegial) española.

Sin duda, contar con esta Organización centenaria como amiga y como orientadora en la trasmisión de experiencia, va a permitir a nuestro Colegio de reciente formación (2009 la ley de creación y 2012 comienzo de funcionamiento), dar pasos y poder desarrollar ciertos planes de manera más rápida y segura.

Tenemos muchas similitudes, en cuanto que ambos países cuentan con sistemas de salud, cultura e idiosincrasias parecidas.

Cuando leo los problemas de los médicos y los pacientes españoles muchos son iguales, diferenciados por el volumen ya que la OMC tiene casi 250.000 médicos colegiados y en el Colegio Médico del Uruguay, somos un poco más de 13.000.

Nosotros, la segunda administración, estamos todavía construyendo el CMU, aun no es  una entidad muy conocida por la población, pero estamos haciendo algunas reuniones con los usuarios del sistema de salud, para que la gente conozca y difunda los cometidos del Colegio.

El PAIME español será una guía a seguir por un programa similar que estamos construyendo bajo el nombre de Bienestar Profesional (BIENPRO) y en el cual un grupo de técnicos uruguayos especializados en esa área, así como la política impartida desde el Consejo Nacional del CMU, permitirá “cuidar al cuidador” y velar por la mejor asistencia a la población, ya que el buen funcionamiento del binomio médico-paciente es en parte responsabilidad del Colegio.

Como algo nuevo en nuestro país, determinará primero que los médicos y las distintas administraciones de las instituciones prestadoras, conozcan cual es el objetivo y las ventajas de estos programas, ya que muchas veces si no se entienden bien los objetivos pueden ser rechazadas acciones con fines altruistas.

La problemática que le pasa a un porcentaje ínfimo de médicos le pasa también, como  a otras profesiones que tienen y que conviven con el estrés, la necesidad de su asistencia. Todos somos humanos con nuestras angustias y nuestras alegrías, y así como la población general,  nos enfermamos, tenemos adicciones, tenemos depresiones, ansiedades, alteraciones de conductas, etc.

Este programa trata a esta problemática, que por no señalar o no encargarnos u ocultarlas, pensamos que no existe. Tanto para nosotros como para los usuarios estos programas son beneficiosos. El español tiene más de 20 años de funcionamiento con muy buenos resultados, en EE.UU. también hay programas como en otros tantos países del primer mundo. En Latinoamérica, Costa Rica también ha comenzado.

Ahora es el momento de plasmar el proyecto el CMU deberá liderar al mismo, pero el compromiso debe ser de todos: autoridades ministeriales, instituciones prestadoras de salud, sindicados y aseguradoras médicas, así como todos los médicos colegiados porque debemos ayudar nosotros mismos a nuestro colegas para una adecuado ejercicio profesional, brindando una asistencia segura y de calidad.