Propuesta de clasificación de terapias naturales

Propuesta de clasificación del documento de “terapias naturales basada en la del National Center for Complementary and Alternative Medicine (NCCAM)” de los EEUU (modificada), publicado por el Ministerio de Sanidad en 2011.

ÁREA TERAPIAS

1 - Sistemas integrales o completos

  • Homeopatía

  • Medicina naturista

  • Naturopatía

  • Medicina Tradicional china

  • Acupuntura

  • Ayurveda

2 - Prácticas biológicas

  • Fitoterapia

  • Terapia nutricional

  • Tratamientos con suplementos nutricionales y vitaminas

3 - Prácticas de manipulación y basadas en el cuerpo

  • Osteopatía

  • Quiropraxia, quiromasaje y drenaje linfático

  • Reflexología

  • Shiatsu y sotai

  • Aromaterapia

4 - Técnicas de la mente y el cuerpo

  • Yoga

  • Meditación, curación mental, oración

  • Kinesiología

  • Hipnoterapia, sofronización

  • Musicoterapia, arteterapia y otras

5 - Técnicas sobre la base de la energía (terapias del biocampo y terapias bioelectromagnéticas)

  • Qi-Gong o Chi-Kung

  • Reiki

  • Terapia floral

  • Terapia biomagnética o con campos magnéticos

 

El esquema seguido por el Observatorio toma esta clasificación como punto de partida, centrándose en las propuestas que pueden ocasionar interferencias, retraso o abandono de tratamientos normativos, que no son aceptadas por la comunidad científica de forma generalizada y no forman parte del sistema terapéutico médico.

La revisión de propuestas relacionadas exclusivamente con otras áreas sanitarias, excepto las que entren en la descripción anterior, son responsabilidad de sus respectivas Organizaciones Colegiales y no se expandirán aquí.

Reiteramos que hay una parte de propuestas con base evidencial orientadas a la mejora del bienestar del paciente que, con buenas prácticas por parte del profesional cualificado que las aplique y siempre puestas en conocimiento del profesional de la salud responsable del tratamiento principal (si se proponen como tratamiento complementario) para evitar interferencias y efectos secundarios indeseados, son perfectamente admisibles y en ningún caso el Observatorio se orienta contra dichas prácticas.

De algunas de ellas, como puede ser el caso del Yoga, la meditación, el mindfulness, o la hipnosis, alertamos principalmente de su uso como reclamo y gancho para adoctrinamientos sectarios.