"Que agobio de verano"

Dra. Paula Chao EScuer. Consultorio local de Serranillos del Valle, Centro de Salud Griñón

Contra todo pronóstico, un año más, ha llegado el calor y con él la apertura de piscinas, el olor a mar, el anhelo de vacaciones, el sueño de desconectar unos días y olvidarse de la rutina cotidiana. Y por extraño que parezca, muchos médicos de familia de toda España sucumben ante el deseo vacacional y solicitan también sus correspondientes vacaciones estos meses. Resulta que también tienen familia y amigos con los que quieren disfrutar.

Esta situación tan normal y previsible (tanto como lo es la temporada de gripe estacional) va a suponer un quebradero de cabeza en muchos centros de salud, de mayor envergadura en aquellos más aislados o de difícil cobertura como los rurales. ¿Por qué, si es algo previsible? Pues porque, precisamente, previsión es lo que falta. A la precariedad de las condiciones laborales de muchas zonas geográficas de España se unen la falta endémica de médicos suplentes, que no serían necesarios de existir plantillas bien dimensionadas, y la ausencia por vacaciones de gran parte de la plantilla. Así que, otro año más, los médicos de familia vamos a tener que asumir el trabajo de los compañeros que se marchan de vacaciones para poder irnos después dejando nuestro trabajo en manos del compañero que regresa. En muchas zonas se duplicará el número de guardias que se realizan, se asumirán los pacientes de 2 o 3 cupos, se triplicará la población atendida… y se salvará la situación de una forma penosa para el profesional que ve cómo en verano se prolonga la jornada más allá de lo habitual en aras de la mal entendida accesibilidad y la excelencia de las encuestas de satisfacción.

En algunas Gerencias se les ha ocurrido una brillante idea: contratar a médicos sin título de especialista en medicina familiar y comunitaria. En el fondo han dejado claro algo que ya intuíamos…. Y es que la Atención Primaria importa poco, y que la calidad del servicio que se preste, menos. Y mientras, los residentes que terminan la especialidad después de años de formación se marchan fuera a buscar condiciones de trabajo mejores, a trabajar sin sentir que pueden estar dejando pasar cosas importantes, a no sentirse culpables cuando acuden a un curso y se cierra su consulta.

Recuerdo que hace unos años, más de los que me gustaría, mi tutora y yo aprovechábamos el verano para repasar a los pacientes más complejos, a los que más tiempo y reflexión necesitaban, programábamos más visitas domiciliarias… ahora eso no me lo puedo permitir, porque en verano sigo teniendo un paciente citado cada 5 minutos y además atiendo a muchos a los que conozco menos.

No sé cuál puede ser la solución a este problema. Como dice Juan Rodríguez en https://amyts.es/firma-responsabilidad-compartida/  a problemas complejos, generalmente soluciones complejas y valientes. La población debe ser consciente de que la Atención Primaria está en crisis, que hay plazas que no pueden cubrirse porque no hay profesionales que quieran trabajar en ellas y que no se puede mantener el mismo servicio a costa de estirar a los médicos como el chicle pensando en que nunca van a romperse. Porque estamos a punto.

https://www.youtube.com/watch?v=1Hn3PSvU0ic&feature=share

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.