¿Qué es la firma electrónica?

Printer-friendly versionPrinter-friendly versionEnviar por MailEnviar por Mail

I. ¿Qué es la firma digital?

La firma digital es un concepto técnico y hace referencia a una transformación matemática de un documento mediante una operación de cifrado con la clave privada que dispone una persona en una tarjeta criptográfica u otro medio seguro. De esta forma el receptor de los datos puede probar el origen de los datos y protegerse de una falsificación.

II. ¿Qué es la firma electrónica?

La firma electrónica es un concepto legal que da cobertura a aquellas tecnologías que permiten obtener la mismas funciones, con técnicas electrónicas, informáticas y telemáticas, que la firma de documentos en papel. Podemos indicar como funciones que desempeña la firma electrónica a las siguientes:

  • Autenticación de una persona previamente identificada.
  • Autenticación del origen de unos datos.
  • Declaración de conocimiento.
  • Declaración de voluntad.

Todas las tecnologías que permiten cumplir algunas o todas estas funciones se consideran legalmente firmas, y todas tienen la oportunidad de ser válidas y consideradas pruebas judiciales según la Ley 59/2003, de 19 de diciembre, de firma electrónica.

 

La Firma Electrónica Avanzada

La firma electrónica avanzada nos permite:

  • Identificar al firmante.
  • Detectar cualquier cambio posterior de los datos firmados.
  • Vincular al firmante y a los datos firmados de manera única.
  • Ha sido creada por medios que el firmante puede mantener bajo su control exclusivo.

 

La Firma Electrónica Reconocida

La firma electrónica reconocida la podemos definir como todo mecanismo tecnológico que nos puede obtener la autenticidad documental electrònica, es decir, que podemos:

  • Proteger la integridad de los documentos electrónicos.
  • Autenticar el autor de estos documentos.
  • Imputar al autor de estos documentos la cualidad de autor de éstos.

III. Los efectos jurídicos de la firma-e

La firma electrónica está regulada en España por medio de la Ley 59/2003, de 19 de diciembre, de firma electrónica.

 

Reconocimiento

Según se indica en el artículo 3.4 de la Ley 59/2003, la firma electrónica tiene “respecto de los datos confirmados en formato electrónico, el mismo valor que la firma manuscrita en relación con los datos consignados en papel”.

Las consecuencias jurídicas de esta norma son las siguientes:

  • Emplear una firma electrónica cuando la normativa requiera una firma escrita.
  • Considerar el fichero informático firmado como un documento electrónico, equivalente al documento escrito a todos los efectos legales.
  • Considerar la firma electrónica como la “firma” de la persona, y le imputa el documento original en calidad de autor.

La firma electrónica reconocida ofrece el nivel más elevado de garantía de la firma electrónica.

 

Declaración de voluntad

La firma electrónica lleva implícita una declaración de voluntad, por carácter general, como es el caso de ser una forma más de expresión del consentimiento del firmante en el momento de la utilización de su firma electrónica, por ejemplo, cuando firma un documento (un contrato, una receta médica, una declaración de impuestos, etc).