Table of Contents Table of Contents
Previous Page  9 / 14 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 9 / 14 Next Page
Page Background

2. ASPECTOS ETICOS

2.1. Morir con dignidad

Supone vivir dignamente hasta el último momento. Ello requiere la consideración del

enfermo como ser humano hasta el momento de la muerte, el respeto a sus creencias y

valores, así como su participación en la toma de decisiones mediante una relación cer-

cana y sincera con el equipo asistencial.

Se asocia el hecho de morir con dignidad a la ausencia de sufrimiento. También hay que

tener en cuenta otros factores humanos, como la presencia de los seres queridos y la

creación de un entorno amable.

2.2. Cuidados paliativos. “Buena práctica” médica al final de la

vida

Proporcionan una atención integral a los pacientes cuya enfermedad no responde a tra-

tamiento curativo y donde es primordial el control de síntomas, especialmente del dolor,

así como el abordaje de los problemas psicológicos, sociales y espirituales. Tienen un

enfoque interdisciplinario e incluyen al paciente, la familia y su entorno, ya sea en casa

o en el hospital.

Los cuidados paliativos afirman la vida y consideran la muerte como un proceso nor-

mal; ni aceleran ni retrasan la muerte. Tienen por objeto preservar la mejor calidad de

vida posible hasta el final.

La buena práctica médica supone la aplicación de medidas terapéuticas proporcionadas,

evitando tanto la obstinación como el abandono, el alargamiento innecesario o el acor-

tamiento deliberado de la vida.

2.3. Adecuación del esfuerzo terapéutico

Consiste en retirar, ajustar o no instaurar un tratamiento cuando el pronóstico limitado

así lo aconseje. Es la adaptación de los tratamientos a la situación clínica del paciente.

El término “limitación del esfuerzo terapéutico” debe evitarse ya que no se trata de nin-

guna limitación de tratamientos sino de una adecuación de los mismos.

2.4. Obstinación terapéutica

Consiste en la instauración de medidas no indicadas, desproporcionadas o extraordina-

rias, con la intención de evitar la muerte en un paciente tributario de tratamiento paliati-

vo. Constituye una mala práctica médica y una falta deontológica.