Table of Contents Table of Contents
Previous Page  418 / 436 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 418 / 436 Next Page
Page Background

Declaraciones de la Comisión Central de Deontología

medicamento más indicado para su situación clínica, con la pauta terapéutica más adecuada,

durante el tiempo necesario y de forma que suponga el menor costo posible para el paciente

y la comunidad”. No hay que olvidar que en la medicina actual, libertad, responsabilidad y

competencia están muy estrechamente imbricadas y son inseparables de las cuestiones

científicas, socio-laborales y económicas que son ineludibles en la toma de decisiones.

4.

La libertad de prescripción implica también tener en cuenta los aspectos económicos de las

decisiones médicas. El médico no puede olvidar que los recursos con que se pagan las

prescripciones pertenecen a toda la sociedad. Está por ello particularmente obligado a

prescribir con racionalidad y buen sentido económico. Es deontológicamente inaceptable la

prescripción de fármacos de precio más elevado cuando su eficacia sea idéntica a la de otros

de costo inferior.

5.

Hay que saber conjugar la libertad de prescripción y los derechos de los pacientes con la

responsabilidad de administrar adecuadamente los recursos económicos que la sociedad

pone en manos del médico. Existe el deber deontológico de prescribir con responsabilidad y

moderación.

6.

La administración sanitaria, cualquiera que sea el ámbito de su competencia, tiene el deber

de asegurar la sostenibilidad del sistema sanitario público y por tanto de racionalizar el gasto.

Para ello, entre otras cosas, debe cumplir con su deber de vigilancia, supervisión, optimización

y control del gasto farmacéutico. Esto ha de hacerse siempre sin que suponga ningún ataque

a la calidad y seguridad del sistema sanitario público, para que se considere un acto de

responsabilidad necesario e ineludible.