Table of Contents Table of Contents
Previous Page  428 / 436 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 428 / 436 Next Page
Page Background

Declaraciones de la Comisión Central de Deontología

sanitarios, así como considerar su repercu

s

ión social. Es necesario que el médico se interese

por los valores y creencias de los padres con dudas a vacunar a sus hijos, que van desde el

temor a reacciones adversas reales o imaginarias hasta credos culturales, religiosos o de otro

tipo. El médico debe explicar argumentos y evidencias que contrarresten estas falsas

creencias. Estudios científicos revelan que el 28% de los padres ponen en tela de juicio las

vacunas y el 6% las rechazan de pleno. La vacuna de la varicela es la que genera más

reticencias por desconfianza acerca de su seguridad.

Las reticencias de los padres se basan entre otras razones en: Dudas sobre la necesidad

y la eficacia de las vacunas, que estas o sus aditivos sean inseguros y puedan dar efectos

secundarios de importancia, así como la posibilidad indemostrada que la sobrecarga del

sistema inmunitario pueda en un futuro afectar negativamente al niño.

Con alguna frecuencia y cada vez más y más fácilmente, estos padres disponen de mucha

información a través de las redes sociales que en dem

a

siadas ocasiones suele ser incorrecta,

no contrastada, cuando no rotundamente falsa, lo que contribuye a difundir ideas erróneas y

mitos sobre las vacunas. El manejo frívolo de los riesgos sea quien sea el que los haga

apoyándose en argumentos con escasa o nula base científica, genera desconcierto y pérdida

de confianza en las recomendaciones de los médicos.

3. ¿La vacunación pediátrica debe ser obligatoria?

A diferencia de otros países, la vacunación en España no es obligatoria. Ahora bien, las

vacunaciones forman parte de la cartera de servicios de Atención Primaria aprobada por el

Consejo Interterritorial de Sistema Nacional de Salud y las Comunidades Autónomas ofrecen

esta prestación y son competentes para establecer sus calendarios, que financia el sistema

sanitario público y que sería muy conveniente se unificaran para todo el país.

El modelo español difiere de otros como, por ejemplo, el de USA, donde el calendario

de vacunaciones es en la práctica obligatorio, aunque se reconocen exenciones por creencias

filosóficas o religiosas o contraindicación médica

.

La escuela actúa como mecanismo de

control, pues se exige la vacunación oficial para el acceso a la escolarización.

La cobertura en España, a pesar de la no obligatoriedad, es incluso superior a la de

países en los que la vacunación es obligatoria. Se debe a varias razones, entre otras: a) La

implicación de los profesionales médicos de Atención Primaria y la colaboración práctica de

enfermería; b) las campañas institucionales de promoción de la vacunación; c) el papel

difusor, formativo e informativo de los pediatras y de las sociedades científicas; d) la

generalizada aceptación de las vacunas entre los padres para sus hijos en la población

española; e) la gratuidad de las vacunas del calendario oficial de vacunación.

La negativa familiar a la vacunación plantea un conflicto de valores entre

el

derecho