Responsabilidad MIR

formación) a la guía o itinerario formativo aprobado por ella a propuesta de los tutores. c) Evaluación anual. Su finalidad es calificar los conocimientos, habilidades y acti- tudes de cada residente al finalizar cada uno de los años que integran el proceso formativo. El informe anual del tutor es el instrumento básico y fundamental para valorar el progreso anual del residente en el proceso de adquisición de competen- cias, tanto asistenciales como de investigación y docencia. El informe debe contener: • Las evaluaciones formativas, incluyendo los informes de rotaciones. • Los resultados de otras valoraciones objetivas que se ha- yan podido realizar durante el año. • La participación en cursos, congresos, seminarios o reu- niones de carácter científico relacionados con el corres- pondiente programa. • La evaluación de posibles rotaciones externas. • Las evaluaciones y valoraciones que se puedan solicitar de los jefes de las distintas unidades asistenciales en las que se esté formando el residente. d) Supuestos de evaluaciones anuales negativas. 1. Por no alcanzar los objetivos formativos fijados, debido a insuficiencias de aprendizaje susceptibles de recuperación. 2. Por imposibilidad de prestación de servicios por un pe- riodo superior al 25 % de la jornada anual, como conse- cuencia de la suspensión del contrato o de otras causas legales. Es susceptible de recuperación, o de prórroga. 3. Por reiteradas faltas de asistencia no justificadas, o notoria falta de aprovechamiento o por insuficiencias de aprendi- zaje no susceptibles de recuperación. MIR RESPONSABILIDAD DE MÉDICOS ESPECIALISTAS TUTORES Y RESIDENTES 43

RkJQdWJsaXNoZXIy ODY0MDA=