Previous Page  9 / 23 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 9 / 23 Next Page
Page Background

9

Los Colegios Profesionales se sienten con la capacidad y la responsabilidad

de evaluar los tres primeros componentes que incluye la VPC: la buena praxis

profesional, la valoración de salud, y la actividad laboral. Sin embargo, aunque

los colegios podrían contabilizar competencias transversales de la actividad

profesional, es competencia propia de las sociedades científicas, poseedoras

del conocimiento, evaluar las competencias específicas de un especialista.

Esto es, quien mejor puede calificar a un neumólogo o a un traumatólogo son

los neumólogos o los traumatólogos.

Por ello, el CGCOM ha establecido una línea de colaboración, de sinergia, con

las sociedades científicas en las que son estas las encargadas de evaluar el DPC,

la competencia profesional, mientras que los colegios se limitan a evaluar los

tres componentes básicos y transversales de la VPC. La sinergia entre el

programa colegial de la VPC y la evaluación del DPC de un profesional es-

pecialista por parte de su sociedad científica da lugar a un nuevo programa y a

una nueva credencial: la VPC-R.

Esta colaboración emerge como un programa potente, serio, riguroso que

otorga una credencial denominada “Validación Periódica de la Colegiación-

Recertificación”, cuyo acrónimo es VPC-R. acompañado del nombre de la

sociedad científica correspondiente.