Carné de médico colegiado

¿Qué es?

Las nuevas aplicaciones de la denominada informática sanitaria, como la receta electrónica, la historia clínica compartida o el testamento vital, plantean escenarios nuevos para las instituciones profesionales como la CGCOM, que debe reaccionar ante estos retos tan importantes para poder seguir cumpliendo sus funciones de regulación de los profesionales.

Carné de médico colegiado

Ser el referente en este sector y en la puesta en marcha de soluciones a estos retos para que los profesionales puedan hacerles frente con solvencia es el mecanismo que asegura a la CGCOM seguir desempeñando su papel regulador en la nueva era digital con independencia.

Por otro lado, dada la gran sensibilidad de la información de salud, la necesidad de seguridad es especialmente elevada, tanto por el deber de secreto profesional del médico como por la presión del acceso – no siempre deseable – a la información sin control. En este sentido, debe considerarse la certificación electrónica profesional un elemento esencial para la construcción de servicios digitales de confianza.

El carné de médico colegiado con certificado digital y firma electrónica se convierte, de esta forma, en una solución creada por y para los médicos, una llave de acceso universal, segura y fiable a los servicios sanitarios que permite, además, el desarrollo de nuevos servicios, con el pleno respeto de los derechos de los pacientes.

Ventajas

El nuevo carné de médico colegiado va a permitir:

  • Certificar la condición de médico, especialidades y competencias profesionales en los ámbitos presenciales y electrónicos.
  • Proteger la intimidad y los datos personales de los pacientes y de los profesionales.
  • Proteger el secreto de las informaciones del negocio.
  • Garantizar la autenticidad de la información sanitaria.
  • Garantizar la movilidad de profesionales y pacientes.
  • Acceder de forma segura y controlada a la información sanitaria.
  • Acceder de forma segura a aplicaciones telemáticas como la receta electrónica, la historia clínica informatizada o el testamento vital.
  • Realizar intercambios seguros y controlados de la información sanitaria.
  • Relacionarse a distancia con las administraciones públicas, socios, proveedores y pacientes.
  • Asegurar la posibilidad de explotación de la información sanitaria.
  • Conservar y custodiar la información sanitaria.
  • Permitir la libre circulación de profesionales y reconocimiento en Europa y Estados Unidos en un futuro muy próximo.

Todas estas garantías redundan en garantías para los ciudadanos y prestigian el papel de las organizaciones profesionales:

  • Acceso universal a los servicios sanitarios sin importar el lugar de residencia.
  • Agilización de trámites que anteriormente requerían presentarse personalmente.
  • Fiabilidad de los datos de los profesionales y seguridad en el acceso a la información confidencial.
  • Mayores niveles de confianza de los pacientes en el sistema sanitario y en la relación médico-paciente.

¿Cómo conseguirlo?

Los Colegios Oficiales de Médicos son las corporaciones encargadas del registro y ordenación de los profesionales en la vida presencial. Este papel de registro debe seguir siendo regulado por los Colegios en el marco de la e-salud a través de la gestión y distribución del nuevo carné de médico colegiado. Solicítelo en su Colegio.

¿Cómo usarlo?