Consejo Europeo

La COVID-19 muestra por qué se necesita una acción conjunta para una arquitectura de salud internacional más sólida 

La pandemia de COVID-19 es el mayor desafío para la comunidad global desde la década de 1940. En ese momento, tras la devastación de dos guerras mundiales, los líderes políticos se unieron para forjar el sistema multilateral. Los objetivos eran claros: unir a los países, disipar las tentaciones del aislacionismo y el nacionalismo y abordar los desafíos que solo podrían lograrse juntos en el espíritu de solidaridad y cooperación, a saber, la paz, la prosperidad, la salud y la seguridad.

Hoy, tenemos la misma esperanza de que mientras luchamos para superar la pandemia de COVID-19 juntos, podamos construir una arquitectura de salud internacional más sólida que proteja a las generaciones futuras. Habrá otras pandemias y otras emergencias sanitarias importantes. Ningún gobierno u organismo multilateral por sí solo puede abordar esta amenaza por sí solo. La pregunta no es si, sino cuándo. Juntos, debemos estar mejor preparados para predecir, prevenir, detectar, evaluar y responder eficazmente a las pandemias de una manera altamente coordinada. La pandemia de COVID-19 ha sido un recordatorio duro y doloroso de que nadie está a salvo hasta que todos estén a salvo.

Leer más...

Fuente: Consejo Europeo