Parlamento Europeo

Acuerdo para impulsar la cooperación de los Estados miembros en la evaluación de tecnologías sanitarias

El pasado 22 de junio, los negociadores del Parlamento y el Consejo alcanzaron un acuerdo provisional sobre una mayor cooperación de los Estados miembros en la evaluación de tecnologías sanitarias (ETS) a nivel de la UE.

Mayor coordinación, transparencia e imparcialidad

El reglamento establece un nuevo "Grupo de coordinación de los Estados miembros": cada país de la UE designará a sus representantes en el Grupo de coordinación, así como en varios subgrupos. El texto acordado subraya que todos los representantes y expertos no deben tener ningún interés en la industria de los desarrolladores de tecnologías sanitarias que pueda afectar su independencia o imparcialidad. Los negociadores del Parlamento se aseguraron de que exista un mecanismo de votación claro para el Grupo de Coordinación con respecto a las cuestiones políticas estratégicas y las cuestiones científico-técnicas.

Diálogo más amplio con las partes interesadas

Para garantizar la inclusión y la transparencia, se espera que el Grupo de Coordinación se involucre y consulte ampliamente con las partes interesadas relevantes, incluidas las organizaciones que representan a pacientes, profesionales de la salud, expertos clínicos, desarrolladores de ETS y consumidores. Los negociadores acordaron que debería establecerse una red de partes interesadas para facilitar este diálogo.

Mayor transparencia en el trabajo conjunto

El Parlamento consiguió una mayor transparencia de los informes y el trabajo en relación con las evaluaciones clínicas conjuntas, las consultas científicas conjuntas y otros trabajos conjuntos, así como criterios claros sobre las opiniones científicas divergentes para garantizar que no se cuestione la legitimidad de los informes. Varios otros aspectos clave incluyen la introducción de salvaguardias claras sobre la aceptación de evaluaciones clínicas conjuntas para garantizar que se adjunten a las evaluaciones nacionales y que los estados miembros deban informar sobre su uso en las ETS nacionales; establecer criterios claros sobre la selección de consultas científicas conjuntas para garantizar la igualdad de condiciones para todos los actores relevantes; así como un cronograma más corto para la implementación completa del alcance de las tecnologías sanitarias.

Leer más...

Fuente: Parlamento Europeo