Venezuela, azotada por una grave epidemia de malaria con riesgo de extenderse a otros países

En el texto, ex ministros de Sanidad y Asistencia Social de Venezuela, en colaboración con expertos en salud mundial e investigadores advierten sobre la situación de esta enfermedad en el país venezolano. Consideran la situación urgente, ya que "advierten que el brote se está extendiendo rápidamente, afectando a poblaciones vulnerables y países vecinos". Ante lo cual, instan a "una respuesta internacional urgente para controlar -a su juicio- la peor epidemia de malaria de la Región de las Américas en lo que va de siglo".

Dicho país registró los peores indicadores de desempeño de la malaria en la región en el período 2000-2016, con un aumento de casos del 709%, un incremento del 521% de muertes relacionadas con la malaria y un aumento del 540% en cuanto a la incidencia parasitaria anual.

La malaria se extiende rápidamente a nivel nacional, con 17 regiones, con incidencia más grave en estados como Bolivar, Sucre y Amazonas que registran casos autóctonos con el riesgo de exportarlo a países vecinos como Brasil y Colombia.

Ante esta situación, según los firmantes, el país se enfrenta a la situación política, económica y social más difícil de su historia, "con escasez de alimentos y medicinas esenciales, con un sistema de salud colapsado. A ello se suma la crisis humanitaria tan compleja con varias epidemias en curso: vih, tuberculosis, difteria, sarampión esabiosis, entre otras.

Por todo ello, isntan a la Organización Mundial de la Salud (OMS) y a su filial la Organización Panamericana de la Salud (OPS), así como a los representantes de los Estados Miembros, a las organizaciones especializadas de Naciones Unidad, entre otros organismos, para apoyar y adoptar acciones urgentes destinadas a controlar esta epidemia.