Rosa arroyo
Noticias

Dra. Rosa Arroyo: “Los bulos e intereses particulares de grupos de presión están en contra del interés general, la solidaridad y la Salud Pública”

La Dra. Rosa Arroyo, vicesecretaria del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) participó en el II Congreso de Bulos de Salud, organizado por el Instituto Salud Sin Bulos y la Escuela de Pacientes de la Junta de Andalucía, para abordar las consecuencias de la desinformación, y en la que hizo un llamamiento a “los ciudadanos para que se informen en fuentes fiables, contrastadas y basadas en la mejor evidencia disponible. Así podrán elegir en libertad y con responsabilidad. Rumores, bulos e intereses particulares de grupos de presión están en contra del interés general, la solidaridad y la Salud Pública”

Este debate, donde participó la Dra. Rosa Arroyo, fue moderado por Enrique Coperías, director de Muy Interesante; y contó con la participación de Silvia Carrascal Domínguez, presidenta del Observatorio Europeo de Análisis y Prevención de la Desinformación; Ana López-Casero, tesorera del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos; María Gálvez , directora general de Plataforma de Organizaciones de Pacientes; y Diego Ayuso, Secretario General del Consejo General de Colegios Oficiales de Enfermería.

En concreto, la Dra. Rosa Arroyo centró su intervención en el peligro de las “cada día más extendidas pseudoterapias” y, en este sentido, habló sobre la labor desarrollada por el CGCOM en este ámbito. Contó que se dispone de un Observatorio contra las pseudociencias, pseudoterapias, intrusismo y sectas sanitarias que proporciona información desde la web. 

Además, el Observatorio de la prescripción ha elaborado un informe en línea con la alerta de la AEMPS y el Instituto Nacional de Toxicología sobre el MMS (solución mineral milagrosa constituida por dióxido de cloro), y la Comisión Central de Deontología un comunicado, también disponible en la web del CGCOM, analizando las actuaciones públicas de los médicos negacionistas en el contexto de la pandemia COVID19, y valorando las acciones disciplinarias que proceda llevar a cabo contra los que no actúen acorde a la lex artis, la ética y la deontología. 

“También disponemos de un sistema de acreditación de páginas web sanitarias a través de SEAFORMEC, cuyo sello da fiabilidad a la información contenida en ellas. Y toda la red de los 52 Colegios de Médicos, donde puede consultarse la colegiación de los médicos, su titulación y la especialidad”, señaló.

En este sentido, explicó que los Colegios de Médicos y la OMC “cuando detectan actividades pseudocientíficas en centros o universidades, dan alerta e instan a las autoridades sanitarias a su desautorización”.

Precisamente, sobre ello, contó que el CGCOM, ha presentado una propuesta de declaración en la Asociación Médica Mundial (AMM) sobre pseudociencias y pseudoterapias en el campo de la salud. La cual está prevista que se apruebe mañana. "Si se aprobara sería un importante posicionamiento sobre este asunto", manifestó. 

Aprovechando la campaña de vacunación de la gripe que ya ha arrancado en la mayoría de las Comunidades Autónomas, la Dra. Rosa Arroyo recordó el movimiento antivacunas y la cantidad de bulos sobre vacunas que existen: “Hay que recordar que debemos valorar los resultados de los aspectos que afectan a la seguridad. Existe mucha desinformación en lo que se refiere a las vacunas y hay que hacer hincapié en que tras de la puesta en marcha de una vacuna existe un proceso concreto basado en la seguridad”, dijo.

Finalmente, insistió en que “bulos, rumores y la hiperconectividad son el sustrato necesario para generar desconfianza de los mensajes en salud y relativizar, o directamente negar, las medidas necesarias para controlar la pandemia COVID19 en términos generales, reflejado en los negacionistas. A nivel individual lo peor es la pérdida de oportunidad terapéutica -por retraso o sustitución del tratamiento basado en evidencia científica, por tanto, en control de resultados y evaluación de la seguridad y la efectividad”.

Por su parte, Enrique Coperías aseguró que “una mala información bien viralizada puede ocasionar un impacto más grande que cualquier información. Y esto es lo que ha acrecentado la pandemia”. Es por ello, que contar con una fuente de referencia es clave siempre pero cuando se trata de salud mucho más. 

“Los profesionales sanitarios debemos ser referentes, generar confianza y sobre todo ser muy accesibles para los pacientes para que nos vean como una fuente fiable y una forma de obtener una información sanitaria útil”, aseguró Diego Ayuso quien contó que en estos meses el Consejo General de Enfermería se ha puesto a disposición de todos los medios de comunicación para ayudarles a desmentir aquellos que se extendía por las redes y ha hecho una labor de divulgación muy importante. “Hemos realizado infografías que han tenido y están teniendo gran repercusión sobre el uso adecuado de mascarillas, cómo aislar a un positivo en casa, cómo lavarse las manos, cómo prevenir el estrés y la ansiedad que genera esta pandemia en los sanitarios”, añadió Ayuso.

Silvia Carrascal explicó que, aunque “la desinformación ha existido siempre, la pandemia ha permitido que ese escenario sea muy abierto a través sobre todo de WhatsApp, una vía desde donde se han propagado muchos bulos. Por tanto, la educación y el acceso al conocimiento es clave para que se puede resolver esa información que nos llega a través de redes”.

Sobre los bulos habló también Ana López-Casero quien aseguró que “son un peligro siempre, pero cuando tienen que ver con la salud tienen un plus de peligrosidad que puede ser mortal en algunos casos”.

Finalmente, María Gálvez dijo que “la desinformación puede ser muy dañina, pero si además se parte de la enfermedad mucho más porque podemos perder la oportunidad terapéutica. Esas fake news hace que existan personas que abandonan sus tratamientos, por ejemplo. Por eso, para nosotros es importante trabajar mucho con los pacientes y con la sociedad en general para que sepan discernir lo que es evidencia científica de lo que no lo es”.